La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, ha reclamado en Murcia la colaboración de todas las instituciones en la lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, "una práctica, a veces poco conocida pero sumamente dramática para quien la está sufriendo".

Hernández indicó que, hasta diciembre de 2012, estaba en marcha un plan integral de lucha contra la trata que ahora está siendo objeto de evaluación para poner y que, entre otros datos, revela la existencia de 7000 mujeres en posible situación de trata, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

"Otro de nuestros objetivos es mejorar la recogida de datos, porque a veces nos encontramos con una realidad tan oscura y oculta, que a veces es muy difícil conocer cuántas mujeres están afectadas para poder ofrecerles una alternativa", declaró.

Hernández denunció que esta práctica "es una forma más de violencia contra la mujer sumamente dura, cruel y atroz, contra la que hay que luchar incansablemente para su erradicación".

Y es que, la delegación del Gobierno para la Violencia de Género subvenciona alrededor de cuarenta instituciones que, a través de sus diferentes programas y formas asistenciales, han atendido, aproximadamente, a 35.000 mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Durante su estancia en Murcia, la delegada del Gobierno para la Violencia de Género se reunió con Joaquín Bascuñana, delegado del Gobierno en la Región de Murcia, y visitó posteriormente el Programa Oblatas Murcia, que pretende impulsar la inclusión social de mujeres en contextos de prostitución y en serio riesgo de exclusión social.

Finalmente, Hernández visitó el centro de día del programa y se reunió con su coordinadora, con las religiosas del centro y con las educadoras, a quienes agradeció la enorme tarea y labor social que realizan.

Consulta aquí más noticias de Murcia.