Los grupos EUPV y Compromís han pedido explicaciones sobre la orden del Ministerio de Industria, Energía y Turismo del cese de actividad en el almacenamiento subterráneo de gas Castor, situado frente a la costa de Vinaròs (Castellón).

El diputado de EUPV-Els Verds en el Congreso Ricardo Sixto ha solicitado al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que comparezca en la cámara baja para dar explicaciones "inmediatas" sobre los motivos por los cuales se ha cesado la actividad en el almacenamiento subterráneo.

"Desde EUPV venimos pidiendo un estudio científico que estudie los seísmos que están dándose en la zona y que demuestre que éstos no están afectando de manera negativa al suelo marino. Resulta preocupante que ahora el ministerio pare la actividad y no dé más explicaciones. Esperamos respuestas inmediatas", ha señalado.

Asimismo, el grupo ha pedido también a la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente que explique y certifique que los constantes seísmos provocados por el transporte de gas de Castor no significan ningún perjuicio para el ecosistema y el fondo marino.

"El Gobierno valenciano, al igual que el Ministerio, tiene la obligación de despejar cualquier duda sobre los efectos de este proyecto y la actividad sísmica que provoca. Queremos informes y estudios de expertos que tendrían que haberse pedido hace ya mucho tiempo, y no esperar a que la actividad del Castor estuviera en marcha, un proyecto, recordemos además, multimillonario y con intereses muy fuertes", ha apuntado.

Por su parte, el coportavoz de Compromís en Castellón, Carles Mulet, ha anunciado que desde la coalición se pedirán explicaciones al Consell y al Gobierno Central, así como a la Comisión de la Unión Europea "por su papel permisivo en todo lo que ha tenido que ver con el proyecto, donde se han dedicado a ningunear y minimizar los riesgos, cuando ahora se evidencia la peligrosidad de esta actividad", ha indicado.

Según Mulet, "que precisamente el Ministerio haya obligado de manera taxativa a la empresa a parar toda su actividad y pedir información detallada al Instituto Geográfico Nacional sobre los últimos movimientos sísmicos, demuestra que no estaba prevista para la administración esta situación".

"la venda de la connivencia"

"Si todo estuviera dentro de lo previsto, no se pedirían ahora nuevos informes y se paralizaría la actividad", ha denunciado, "aquí alguien o no ha hecho bien los cálculos o mintió intencionadamente en su momento". Para el portavoz ecosocialista, "ahora es el momento de que la administración se quite la venda de la connivencia y repense todas las alegaciones ciudadanas que se presentaron en su día".

Consulta aquí más noticias de Castellón.