La Fiscalía solicita una pena total de cuatro años y seis meses de prisión para un hombre, A.R.E.A. de nacionalidad ecuatoriana, que agredió y amenazó a dos policías nacionales cuando iban a proceder a su detención después de que detectaran que estaba vendiendo droga en Ciudad Real.

Según el escrito de acusación al que ha tenido acceso Europa Press, A.R.E.A. se sentará en el banquillo de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real acusado de los delitos de tráfico de sustancias estupefacientes que causa grave daño a la salud, atentado frente a agentes de la autoridad pública, en concurso con un delito de lesiones y una falta de lesiones.

Los hechos ocurrieron sobre las 4.15 horas del 10 de junio de 2011, cuando dos agentes de la Policía Nacional intentaron detener al hombre después de comprobar que había vendido una papelina de cocaína a otro hombre por 50 euros.

En el momento de practicar por tales hechos la detención del acusado, "con claro menosprecio al principio de autoridad pública y alta agresividad", el acusado se abalanzó sobre los agentes de Policía Nacional golpeándoles con las manos y la cabeza mientras vociferaba: "pégame un tiro hijo de puta, no me vais a tocar porque os pego una paliza, si tenéis huevos venir a por mi, me he quedado con tu cara, no voy a parar hasta reventarte, ya te pillaré".

Finalmente, el hombre fue reducido por la fuerza, pero causó a uno de los agentes contusión en hombro derecho y erosiones varias en miembros superiores que precisaron 7 días de curación y al otro policía rasguño en antebrazo derecho y posible fractura del hueso ganchoso de la mano derecha, que requirieron 60 días de curación, de los cuales 30 le incapacitaron para sus actividades habituales.