Con la campaña de vendimia generalizada en Castilla-La Mancha, el presidente regional de ASAJA, Fernando Villena, hace un llamamiento a la calma y a la tranquilidad a los diversos operadores del sector vitivinícola, en un momento en el que el grueso de la uva está entrando en bodegas y cooperativas.

Villena señala que las condiciones de la presente campaña no deberían traducirse en precios a la baja. Indica que todo apunta que en Castilla-La Mancha la cosecha de uva será superior a la media de una campaña normal, en la que la producción de vino se sitúa entre 20 y 21 millones de hectolitros, según ha informado la organización agraria en un comunicado.

A nivel nacional se espera una cosecha también superior a la media. En cuanto a los otros principales países productores europeos, Francia e Italia, se prevén cosechas inferiores a la media de los últimos cinco años. A nivel internacional hay expectativas de producciones medias-bajas y menos existencias que en campañas anteriores, "y no se espera, ni mucho menos, una sobreproducción mundial de vino".

A esto hay que añadir, incide Villena, que "nos encontramos en una campaña con pocos excedentes, con un mercado de exportaciones activo y con un leve aumento del consumo de vino a nivel mundial". "Por lo que no se dan motivos objetivos para la devaluación de los precios", indica.

Por ello, el presidente de ASAJA de Castilla-La Mancha afirma que "no hay razones para que los compradores pasen factura a los productores por los precios de la uva y productos semiterminados de la campaña anterior".

Consulta aquí más noticias de Toledo.