Luis Bárcenas
El extesorero del PP Luis Bárcenas, en una imagen de archivo. GTRES

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado un recurso del extesorero del PP Luis Bárcenas y ha confirmado así la fianza civil de 43,2 millones de euros que el juez Pablo Ruz le impuso el pasado 5 de julio.

La fianza, impuesta para hacer frente a la responsabilidad civil que pueda derivarse de llegar a ser condenado en el caso Gürtel, no fue pagada, así que el juez procedió a embargar varias propiedades del extesorero.

La Sala dice que sobre Bárcenas "se acumulan serios indicios" de la comisión de delitos de cohecho "por presunta percepción" de unos 72.000 euros procedentes de la red liderada por el presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, "en consideración a la condición de senador que ostentaba".

Asimismo, la Audiencia habla de delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales "por las ingentes cantidades de dinero de procedencia no acreditada" en cuentas en Suiza y otros países, falsedad en documento mercantil y tentativa de estafa procesal.

Al desestimar el recurso, el tribunal rechaza el argumento del extesorero de que no es el momento procesal oportuna para fijar la fianza y tildan de "absurdo e incoherente" ese argumento, ya que la ley establece que puedan acordarse tales medidas cuando existan "indicios racionales de criminalidad".

Tampoco admite la Sala la alegación de prescripción de los delitos contra la Hacienda Pública en los ejercicios 2002 y 2003, así como que quede sin efecto el delito fiscal de 2007 por haberse acogido a la denominada amnistía fiscal, ya que esto último carece de "acreditación y conformidad por parte de la Administración Tributaria".

Para los magistrados hay suficientes indicios de delitos contra la Hacienda Pública "por la percepción de cantidades" de la trama Gürtel que en 2002 pudieron ascender a 459.565 euros, en 2003 a 515.350 euros y en 2007 "no declaró los ingresos que aparecen en sus cuentas de Suiza", generando cuotas tributarias "que superan con creces el mínimo de 120.000 euros anuales" en concepto de IRPF y del Impuesto sobre el Patrimonio.

Bárcenas también figura como cooperador necesario en el impago en 2006 a la Hacienda Pública por parte de su esposa, Rosalía Iglesias, por los ingresos no justificados de 560.000 euros y que ella y su marido pretendían justificar en la citada operación de compraventa de cuadros.