Un grupo de investigadores y sanitarios de Aragón investigan una terapia pionera para combatir el cáncer con nanotecnología (células dentríticas cargadas con minúsculas partículas magnéticas).

Esta tecnología permitiría tratar el cáncer de una  forma no invasiva y podría obligar a replantearse las terapias actuales. Participan el Instituto de Nanociencia y el hospital Clínico.