El viceconsejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, José Luis Pérez Tapias, y el director de Memoría Democrática, Luis Naranjo, han mantenido este viernes una reunión con los miembros del Grupo de Trabajo sobre desapariciones forzadas (GTDF) de la ONU, en su primera visita a España, en la que han sido informados de las actuaciones que se están realizando desde la Junta de Andalucía sobre los desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura. En el marco de la misma, el viceconsejero ha subrayado la "voluntad política decidida" de la Junta de potenciar la Memoria Democrática.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, Pérez Tapias ha señalado que ha sido "muy gratificante" recibir al grupo, porque supone "un cierto reconocimiento al trabajo que se viene realizando desde la Dirección General y la Consejería", toda vez que explica que se le ha trasladado que "la Junta se enfrenta en sus políticas de Memoria Democrática a tres limitaciones: judicial, derivada de la sentencia respecto a la no aplicabilidad de traslados internacionales con respecto a desapariciones con carácter retroactivo; presupuestaria; y una sociológica y política, ya que el tema de la memoria no es aún una política asumida como parte de la consolidación de la democracia".

En este sentido, ha subrayado la "voluntad" de la Junta de potenciar la Memoria Democrática. "Este Gobierno será siempre un aliado de las víctimas y de sus familias en la demanda de verdad, justicia y reparación", ha comentado. Asimismo, ha recordado que el Gobierno central ha suprimido todas las subvenciones y ayudas relacionadas con la atención a las víctimas, mientras que desde la Junta de Andalucía "se ha reforzado e impulsado la presencia y el apoyo institucional mediante subvenciones a los grupos memorialistas o intervenciones directas por parte de la Dirección General de Memoria Democrática".

Por su parte, el director de Memoria Democrática, Luis Naranjo, ha comentado que en la reunión, que ha calificado de "muy fructífera", se ha informado de las actuaciones concretas de la Dirección General, entre las que ha destacado: el impulso decidido a la declaración y catálogo de Lugares de Memoria; eliminación de los símbolos franquistas que aun quedan en espacios públicos de Andalucía; apoyo a la investigación y difusión de trabajos de investigación histórica y de recopilación de memoria oral; subvenciones para catas y exhumaciones de fosas comunes; intervenciones directas de la Junta en procesos de exhumación e identificación de víctimas; personación por parte de la Dirección General ante los juzgados territoriales para comunicar al juez las evidencias de violencia y desapariciones relacionadas con la represión franquista, y elaboración de la Ley de Memoria Democrática, como nuevo marco jurídico autonómico que llevará hasta el límite competencial y constitucional el desarrollo normativo para atender y responder a los derechos de verdad, justicia y reparación de los represaliados.

Además, Naranjo ha destacado que un cuestión que también se ha abordado es que "nos vayamos acercando cada vez más a los estándares internacionales en todos los protocolos contra la impunidad, para que ésta deje de ser una norma y se convierta en una excepción en relación con los verdugos y torturadores del franquismo". "También se ha abordado la cuestión educativa y cultural y la de los archivos, ya que desde nuestro punto de vista hay que profundizar en el sentido de que se abran a investigadores y a la búsqueda de información por parte de los familiares", añade.

Asimismo, señala que el grupo de trabajo "ha hecho muchas preguntas en relación con las garantías de las víctimas sobre todo en la cuestión de los procesos exhumatorios y de la salvaguarda de la cadena de los restos", un extremo en el que la idea, junto a la Consejería de Salud y Justicia, "es propiciar un marco a partir de la aparición de la Ley que garantice esa cadena de custodia y los derechos de las víctimas".

El grupo de trabajo

El GTDF es un de los "procedimientos especiales" del Consejo de Derechos Humanos, cuyo mandato emana de una Resolución de dicho órgano. Está formado por cinco miembros nombrados por el propio Consejo: presidente, Olivier de Frouville (Francia); Ariel Dulitzky (Argentina); Jasminka Dzumhur (Bosnia y Herzegovina); Jeremy Sarkin (Sudáfrica) y Osman El-Hajje (Líbano). En la visita a Andalucía han participado Ariel Dulitzky y Jasminka Dzumhur, y dos funcionarios de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. El Grupo de Trabajo permanecerá en España hasta el próximo lunes día 30.

Tras esta reunión, el grupo ha visitado al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu. Además, esta tarde, a las 17,00 horas, en el Hotel Plaza de Armas de Sevilla, se celebrará un encuentro del GTDF con la Plataforma Andaluz por la Querella Argentina y la Plataforma por la Comisión de la Verdad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.