El empleo verde en Aragón, aquel que contribuye a reducir el impacto ambiental de las empresas y sectores económicos hasta alcanzar niveles sostenibles, representa el 3,7 por ciento del total de España, según han manifestado el consejero de Economía y Empleo, Francisco Bono, y el diputado de CHA, Joaquín Palacín. Este último ha pedido su impulso desde la Administración como "alternativa" para generar puestos de trabajo.

Palacín ha formulado una interpelación en el pleno de las Cortes de Aragón a Bono sobre esta cuestión, que por primera vez se plantea en la Cámara, y ha estimado que este tipo de empleos contribuirán a "un cambio de modelo económico" y son una "estrategia para empezar a salir de la crisis".

Este tipo de trabajos, ha continuado, favorecen la protección de ecosistemas, reducen el consumo de energía, materiales y agua, disminuye la dependencia del carbono y minimizan los desechos, residuos y la contaminación.

Palacín ha estimado que Aragón posee "condiciones y potencial" en este ámbito y ha pedido inversión pública en esta línea ya que actualmente el 2,7 por ciento de la población activa aragonesa tiene un trabajo relacionado con el empleo verde, "algo por debajo de la medida estatal".

El diputado ha incidido en que es la Administración quien "tiene que marcar y desarrollar las condiciones que permitan que las empresas tomen conciencia" y se ha referido especialmente a dos sectores, las energías renovables y la construcción.

De las primeras, ha lamentado que hayan sufrido un "parón importante" por la legislación aprobada en los últimos tiempos. Sobre la construcción, ha señalado que "podría dedicarse a la rehabilitación con criterios de ahorro y eficiencia" y ha propuesto desarrollar para los desempleados del sector políticas activas de empleo que les den "formación adecuada" para "reconvertir a estos trabajadores a los nuevos nichos de empleo".

ACEPTACIÓN

El consejero de Economía y Empleo, Francisco Bono, se ha comprometido a estudiar la propuesta de CHA e incentivar el cambio de instalaciones en comunidades de vecinos para que sean más eficientes energéticamente, aportando formación a desempleados en este ámbito a través de las políticas activas de empleo.

Bono, que ha coincidido en la importancia del empleo verde, ha mostrado su "voluntad" de impulsarlo, si bien ha de hacerse con "cierta gradualidad" para "no cargar de costes a una serie de empresas que bastante tienen con pagar las nóminas a final de mes", ha argumentado.

El consejero ha apuntado que la principal actividad generadora de empleo verde en estos momentos es la gestión y tratamiento de residuos, que concentra el 38 por ciento; le siguen las energías renovables, que representa el 14, las medidas del sector público, el 13,2, el tratamiento y depuración de aguas residuales, el 9,5, y la agricultura y ganadería ecológica, el 8.

Además, el nivel formativo de estos trabajadores es superior a la media, con un 38 por ciento con estudios universitarios, y ha recalcado que hay un mayor mantenimiento de estos empleos en las pequeñas empresas que en las grandes.

En relación con la legislación sobre energías renovables, ha lamentado la "indefinición que ha habido" y ha considerado que, en estos momentos, "a la hora de implantarlas hay energías cuyo coste supera cinco o seis veces el de una energía tradicional" y "no todas las empresas pueden estar en condiciones de asumirlo".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.