Eva Casanueva, la madre de Marta del Castillo, ha lamentado que Miguel Carcaño, condenado a 21 años y 3 meses de cárcel por el asesinato de la joven sevillana, pueda disfrutar de permisos penitenciarios tras ser clasificado en segundo grado, cuando "hoy por hoy" no ha podido enterrar a su hija.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Casanueva se ha mostrado "preocupada e indignada" por saber que a partir del próximo año pueda disfrutar de algún permiso. "Pienso y espero que no sea así porque hasta la fecha hay un sitio donde se supone que puede estar mi hija pero sigue sin aparecer y no sería justo, en caso de que no se encuentre nada, que él pudiera disfrutar de esos permisos", ha manifestado.

En este sentido, ha afirmado que "además del dolor que pueda causar a la familia, sería una indignación social", a lo que ha añadido que prefiere confiar en que "no va a ser así". "Él estará en su derecho de pedirlo pero también estará en el derecho y la conciencia de quien concede que se lo piense dos veces antes de concederle un permiso", ha indicado porque "al vicio de pedir está la virtud de no dar y eso esperamos que pase con Miguel Carcaño", ha afirmado.

Asimismo, ha recordado que "en un principio había varios imputados", si bien "casi todos han quedado absueltos". Ahora, ha criticado que "sólo queda uno que se confesó autor del crimen —otra cosa es lo que dice ahora que habría que demostrarlo—" que va a poder disfrutar de permisos penitenciarios cuando "mi hija, hoy por hoy, no la he podido enterrar", ha sentenciado.

En cuanto al traslado de Miguel Carcaño desde la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla) donde se encontraba interno hasta la prisión de Herrera de la Mancha, en Manzanares (Ciudad Real), ha asegurado que le resulta "indiferente". Así pues, ha añadido que para quien "no habrá sido agradable" es para él porque "con el tiempo que lleva en Morón le habrá creado una seguridad y una confianza que ahora tendrá que ganársela a pulso en el otro sitio".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.