Ayuntamiento de Málaga y Junta de Andalucía han acordado que el metro cruce el centro de la ciudad bajo el río Guadalmendina, hasta el Mercado de Atarazanas. De esta forma, se llevará a cabo la postura defendida por el Consistorio, aunque esta nueva propuesta incluye que el suburbano transcurra en superficie al inicio del trazado de la Línea 4, desde la zona del Corte Inglés hasta el hospital Civil, algo que tendrá que valorar la comisión de seguimiento.

Finalmente, el metro cruzará el centro de la capital bajo tierra, aunque, en principio las líneas 1 y 2 solo llegarán hasta la mitad de la Avenida de Andalucía, en calle Torregorda, a la altura del Mercado de Atarazanas, pendientes de que se consiga financiación para poder terminar los tramos en los próximos años y que pueda llegar hasta La Malagueta.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, han mantenido este viernes el primer encuentro institucional desde que Díaz es presidenta, en el que también ha estado presente la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, quien ha acudido al encuentro para acercar posturas en torno al metro.

Así, la nueva propuesta acordada por ambas instituciones significa tal y como ha destacado el regidor "un cambio de posturas, que yo subrayo y valoro. Con independencia del punto donde se quede

—Mercado de Atarazanas—, que a lo mejor no es exactamente donde nosotros queremos, aunque hay que ser sensibles a las capacidades presupuestarias del momento actual", ha apostillado.

LÍNEA 4

En superficie

La nueva propuesta de la Junta plantea también que la Línea 4, desde la zona de El Corte Inglés hasta el Hospital Civil, se desarrolle en superficie y no de forma soterrada, "un tema que lógicamente tiene que valorar la comisión de seguimiento", ha indicado De la Torre en rueda de prensa.

De este modo, "hemos acordado que esta comisión se reúna cuanto antes para analizar los detalles concretos de actuación en la Alameda y también en trazado de la Línea 4 en superficie, al que habría que llamar en todo caso tranvía".

El primer edil malagueño, quien ha indicado que el Consistorio es "receptivo a esta idea", ha señalado que "hay que ver la manera de que sea algo positivo, algo que encaje bien y que sea visto y recibido por los ciudadanos como algo que potencia el transporte público, que se integra bien en el metro y que tenga una complementariedad con la EMT".

"Todo esto supone un esquema nuevo que supondría un convenio nuevo que tiene que ser visto, reflexionado y hablado, tanto en el seno de la comisión se seguimiento como en próximas reuniones. Ahora debemos dejar que se avance técnicamente, con velocidad pero con profundidad y rigor para ver este nuevo escenario en el que se pueda desarrollar esta infraestructura que está tardando más de lo previsto", ha manifestado.

La presidenta de la Junta, por su parte, ha indicado que el metro "no puede ser objeto de confrontación política: ni lo merece la ciudad de Málaga ni es lo que esperan los ciudadanos de nosotros". "Yo creo que hemos actuado con responsabilidad ambas instituciones, con un trabajo intenso que nos permite, en un plazo inesperado para muchos, que hoy esté sobre la mesa una solución pactada, dialogada y consensuada", ha añadido.

Una solución, ha indicado la responsable del Ejecutivo regional que "puede mejorarse y espero que en la comisión de seguimiento se mejore, sobre todo en la ampliación de la Línea 4, pero que a día de hoy saca de la confrontación política un proyecto emblemático e importante para la ciudad de Málaga, y sobre todo un metro adaptado a la situación económica, a la utilidad, al tiempo y rentable".

"Creo que nos podemos sentir satisfechos de que hay un proyecto sobre la mesa que responde a las demandas del Ayuntamiento de Málaga, a las de la Consejería de Fomento y Vivienda, pero sobre todo a la de los malagueños", ha apuntado.

El perchel,

Antes de final de año

En este sentido, Díaz ha indicado que "de manera inminente, antes de que finalice el año, se podrá ver el tramo del metro que llega hasta El Perchel". Así, "los ciudadanos van a poder percibir de que metros estamos hablando y en que condiciones se va a hacer", ha puntualizado.

"Es fundamental que en el nuevo trazado de la Línea 4 haya consenso vecinal, que los vecinos de esta zona se vean implicados en el proyecto que la Junta y el Ayuntamiento quieren llevar a cabo, y sea un trazado útil, rentable y que responda a las necesidades las demandas de esa zona", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.