El Ayuntamiento de Alicante ha aprobado una propuesta de declaración institucional por la que manifiesta el "respaldo expreso" a los padres que piden la revisión del caso de su hijo preso, al alegar que el joven está en la cárcel debido a que su móvil, cuya pérdida fue denunciada ante la compañía días antes de los hechos, fue localizado entre efectos robados en varios vehículos.

Así lo han acordado por unanimidad los concejales del PP, PSPV-PSOE, EU y UPyD en el consistorio alicantino, durante la sesión plenaria de septiembre celebrada este viernes en el consistorio, frente al que la familia del chico acude cada día entre las 10.00 y las 14.00 horas para solicitar firmas en apoyo a su reivindicación.

Según se recoge en el enunciado de la declaración institucional, los padres están "en su legítimo derecho a demostrar la inocencia del joven respecto de los hechos por los que ha sido condenado, así como a recurrir y a agotar cuantos medios y procedimientos legales existan para ello".

Por su parte, el padre del chico, en declaraciones a Europa Press, ha agradecido el respaldo de los ediles, "y de una forma muy especial" el apoyo de la alcaldesa de la capital alicantina, Sonia Castedo. "Sé que estamos en momentos complicados y no la voy a juzgar por aspectos políticos ni como alcaldesa, pero estoy muy agradecido del apoyo que nos está demostrando como persona y como madre. Está totalmente implicada con la familia y con nuestro hijo", ha manifestado.

Por lo que respecta a la huelga de hambre que tanto él como el joven iniciaron el pasado julio para solicitar la revisión del caso, ha explicado que la abandonaron después de 16 días, una vez que la primera edil le solicitó un plazo de tres meses para actuar. "Si antes de Navidad no está en casa, la retomaré", ha anunciado.

Versión de la defensa

El padre sostiene que su hijo perdió su teléfono el 19 de febrero de 2010, por lo que ese mismo día llamaron a la compañía para bloquearlo y darlo de baja. Dos días después se sucedieron una serie de robos en la carretera que une las localidades alicantinas de Elda y Petrer, donde siete automóviles fueron asaltados mientras circulaban por la vía.

Según el relato del abogado publicado en un portal de Internet en el que se lleva a cabo una recogida de firmas en defensa del joven, los autores de los hechos colisionaban contra otros coches en la carretera para "simular accidentes", con el objetivo de, "en medio de la confusión, asaltar y hacerse con las pertenencias de los ocupantes".

El terminal del chico fue encontrado entre parte de los objetos robados, dentro de uno de los turismos asaltados, por lo que, según el padre, "le culpan de los robos, cuando el móvil estaba dado de baja dos días antes".

Consulta aquí más noticias de Alicante.