Los padres de Asunta
Alfonso Basterra (izq) y Rosario Porto (dcha) durante una inspección a su piso en Santiago. Xoan Rey / EFE

Asunta Basterra, la niña de 12 años cuyo cadáver fue hallado el pasado domingo en una pista forestal del municipio de Teo (A Coruña) se suma a la lista de dieciocho niños víctimas de sus padres en lo que va de año. Este caso se añade los otros cuatro crímenes perpetrados por progenitores desde el pasado 24 de agosto, el periodo más trágico en lo que va de año.

Tres de ellos fallecieron en tan sólo tres días, del 24 al 26 de agosto. Entonces apareció el cadáver de un recién nacido en un vertedero en Tenerife, dos días más tarde un médico militar de San Fernando (Cádiz) asesinó a su hija de 12 años, y el mismo día 26 una mujer era detenida por asfixiar a su bebé en Las Rozas (Madrid).

También en el último mes, el 23 de septiembre, y solo un día después del hallazgo del cadáver de la niña gallega, una mujer y su hijo fueron asesinados en Málaga por la pareja de la fallecida. Alrededor de 300 niños han muerto víctimas de sus padres en los últimos 15 años, siendo los años más trágicos 2010 y 2011, con 24 muertes cada uno.

Uno de los sucesos más mediáticos de los últimos años ha sido el de los niños de Córdoba, en octubre de 2011. El pasado julio, el padre de los pequeños, José Bretón, fue condenado a 40 años de cárcel por la desaparición y muerte de sus hijos. Esta es una relación de parricidios registrados en España durante este año:

  • 7 abril. Una mujer, que iba a ser desahuciada, es detenida en Barcelona por administrar sedantes a sus hijos, de 9 y 11 años, y ahogarlos en la bañera.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.