Jesús Abad, único superviviente del incendio de 2005 en Guadalajara, está de acuerdo con que la indemnización del Gobierno de Castilla-La Mancha a las familias de los compañeros fallecidos en el fuego y ha afirmado que "bastante padecimos. Esto no tiene precio. Me parece bien".

"Ya que no pueden recuperar a sus familias, a mis compañeros, por lo menos que les den algo, que les paguen un dinero", ha declarado a Europa Press este superviviente después de que la Junta haya indemnizado a los familiares de las once víctimas de este incendio.

Abad ha asegurado que pese a que recientemente sufrió un ictus que le ha mantenido nuevamente largo tiempo de baja, hay cosas que nunca se olvidan", y ocho años después "todavía lo tengo en mi mente", Aunque no recuerda todo y no sabe si es consecuencia de este nueva dolencia o porque no quiere.

"Ahora, si la Junta les ha dado una indemnización me parece que está bien, otra cosa no van a hacer, venga esta de las izquierdas, de las derechas o del centro, sea de donde sea", ha puntualizado.

Tras este accidente, Jesús Abad permaneció de baja algún tiempo pero tal y como ha asegurado a Europa Press, él sólo ha cobrado lo que le pagó su seguro, "nada más".