La Policía Nacional ha detenido a una mujer acusada de varios hurtos en un supermercado de Oviedo y perteneciente a una familia en la que varios de sus componentes se dedican a esta actividad delictiva. En sus antecedentes figura que ha sido detenida en 59 ocasiones.

Según ha informado la Policía, el dispositivo especial que está constituido para tratar de impedir los hurtos fue avisado por la responsable de un supermercado que habían detectado la presencia de una mujer que estaba sustrayendo botellas de licor y los estaba metiendo en el bolso. Cuando intentaron interceptarla los empleados del supermercado salió corriendo y se dio a la fuga.

La encargada manifestó a los policías que creía que era la misma que en el día anterior había hurtado en otro establecimiento de la misma cadena y que también se había dado a la fuga.

Una vez que dieron las características de la misma los policías la identificaron enseguida pues es una persona que habitualmente se dedica a los hurtos, bien en establecimientos comerciales o carteras y bolsos en la calle, especialmente en la zona del Fontán.

Dado que el valor de los artículos sustraídos no superaba los 400 euros, el límite entre falta y delito, los policías una vez que la localizaron la citaron como imputada para un juicio inmediato de faltas.

Los empleados del establecimiento una vez que les hubieron mostrado fotografías de la misma la reconocieron sin ningún género de dudas como la persona que había hurtado en ambos establecimientos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.