Ante esta situación, Torrijos ha insistido en que aún no cuenta con la notificación pertinente y se ha defendido apuntando a las "más de 200" imputaciones que subraya que acumula el PP en el país.

En su intervención durante la sesión plenaria, en una moción sobre la aprobación de los reglamentos de la estación de autobuses del Prado de San Sebastián, Bueno ha subrayado que "a la hora de hablar de incoherencias", Torrijos "debería medir las cosas que dice". "Lo más incoherente es que esté sentado ahí, después de repetirnos durante seis meses que ni un solo cargo público con imputaciones debe estar sentado en su puesto y usted lleva ya tres imputaciones", sentencia, indicando que debera dar explicaciones "donde tenga que darlas".

Así, le recuerda a Torrijos las "normas" de IU y le insta a cumplir lo que éste mismo dice, aunque ha ironizado mostrándose "seguro que hay una disposición adicional en sus estatutos que le permite estar ahí sentado". Ante estas críticas, Torrijos ha insistido en que no se le ha notificado y recuerda la imputación de "un primer teniente de alcalde del PP que dice que tiene el apoyo de su partido, relama que es inocente y lo quiere demostrar", en referencia a Ignacio Romaní, y que "cuenta con el apoyo del secretario general del PP de Cádiz, Antonio Sanz, y de la alcaldesa gaditana, Teófila Martínez".

"Sin olvidar que también esta imputado otro representante popular en Córdoba, que dice que la imputación da garantías", recalca, añadiendo que "un partido con 120 imputados, comenzando con el extesorero del PP Luis Bárcenas, los sobresueldos y la corrupción no esta legitimado para dar lecciones a mi fuerza política ni a mi mismo".

Por último, Bueno ha entendido que no tenga notificada esta imputación, pero se pregunta "si tiene que esperar a la tercera, porque ya hay dos anteriores".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.