La Casa Consistorial acoge este viernes una reunión de la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia, entidad que esta mañana ha renovado su convenio anual con el Ayuntamiento de Pamplona. En la firma del convenio han participado el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el presidente de Euskaltzaindia, Andrés Urrutia.

La Real Academia de la Lengua Vasca suele celebrar una reunión plenaria mensual y tiene como criterio que al menos una de ellas sea en cada uno de los territorios del ámbito de su competencia lingüística. También es habitual que las reuniones se celebren en la Casa Consistorial de la localidad que sirve de sede.

Así, este año la correspondiente a Navarra se ha celebrado este viernes en el Ayuntamiento de Pamplona, después de haber tenido lugar, por ejemplo, en los de Tafalla (2011), Villava (2010), Alsasua (2005) o Estella (2004).

El alcalde de Pamplona ha manifestado en un acto celebrado en el Consistorio que se renueva el convenio con un doble objetivo, "con la meta de profundizar en el cuidado, el fomento y la promoción del vascuence en nuestra ciudad; y por otro lado, consolidar y favorecer las labores de asesoramiento, información y difusión que viene desarrollando la Real Academia en Pamplona".

Según ha expuesto, "el vascuence es un motivo de orgullo para las personas que formamos esta ciudad" y ha añadido que "forma parte de la historia, del presente de esta tierra y estas raíces nos permiten disfrutar de una lengua singular propia con un valor histórica y reconocida en toda la Unión Europea".

Por su parte, Andrés Urrutia ha mostrado el "compromiso" de Euskaltzaindia de "seguir trabajando en favor de la lengua y de la cultura dentro del territorio histórico de Navarra" y "compromiso también para que ese trabajo se proyecte no solamente en este reconocimiento por parte de las instituciones públicas sino con el mundo del euskera, que hoy en día pasa por una serie de dificultades importante".

Tras indicar que la Academia está trabajando en un "proceso de modernización", Urrutia ha abogado por "seguir hacia adelante en el trabajo en pro de la lengua vasca, considerando el euskera patrimonio de todos, por encima de diferentes opciones políticas, sociales...".

En el convenio

El convenio recoge en su parte inicial que las dos entidades firmantes 'comparten el interés en el fomento y promoción del vascuence y, por ello, se marcan como objetivo común la consecución de una estima cada vez mayor hacia el vascuence por parte de los habitantes de Pamplona, el aumento del número de personas que lo conocen y la potenciación de su uso, tanto en lo que se refiere a la cifra de hablantes como a la calidad lingüística del habla'.

Para ello, el Ayuntamiento de Pamplona concede una subvención de 5.100 euros que servirá para apoyar el mantenimiento de la sede de la Real Academia en Pamplona. El convenio también recoge que la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia ejercerá labores de asesoramiento lingüístico al Consistorio; colaborará con él en la organización de cursos y actividades y le entregará diez ejemplares de las publicaciones que edite para que sean destinadas a las bibliotecas públicas pamplonesas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.