El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha manifestado en relación al caso de las facturas de UGT-A tras las ayudas recibidas de la Administración autonómica para programas de formación que el Gobierno regional investiga "a fondo caiga quien caiga y alcance a quien alcance" con el objetivo de "erradicar cualquier tipo de práctica que sea lesiva contra los intereses del conjunto de la ciudadanía andaluza".

En declaraciones a los periodistas en Córdoba, acompañado por el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, el también responsable de Política Autonómica de IU Andalucía ha manifestado que el Ejecutivo andaluz "ha expresado con claridad el hecho de tolerancia de cero frente a la corrupción, la haga quien la haga, alcance a quien alcance".

En este sentido, apunta que "hay dos líneas de actuación", una la que "tiene que hacer la justicia", y la otra "el proceso de investigación interna que el Gobierno de la Junta tiene sobre ese elemento de comportamiento indebido a la hora de plantear determinada contabilidad de facturaciones por parte de UGT".

Pese a que aún "no se conoce" nada de dicha investigación interna, Valderas espera que "en los próximos días haya un perfil de qué ha ocurrido en el tema de la facturación y la comprobación de las facturaciones, si se atienen a los elementos de legalidad o han estado fuera de la legalidad, como parece ser en función de los datos que van apareciendo a través de los medios de comunicación".

Por tanto, el representante del Gobierno andaluz reitera esa doble vía a la que alude e insiste en "la tolerancia cero frente a cualquier aspecto de corrupción", destacando que el Ejecutivo está "en una nueva etapa y confronta abiertamente con cualquier práctica corrupta".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.