El viceconsejero de Cultura del Gobierno vasco, Josean Muñoz, ha asegurado que el futuro del Museo Balenciaga de Getaria (Gipuzkoa) se ha estabilizado tras la decisión del Patronato de la Fundación Balenciaga de adecuar los horarios de apertura y las aportaciones económicas del Ejecutivo autónomo y la Diputación de Gipuzkoa, aunque ha apostado por dotar al museo de "una mayor proyección internacional" porque "Balenciaga no es un cualquiera, es un símbolo en todo el mundo".

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Muñoz se ha referido, de esta manera, a la situación del museo dedicado al modisto vasco, que se encontraba en peligro de cierre debido al coste excesivamente alto que supone el mantenimiento del edificio para que el proyecto pueda ser sostenible en un contexto de crisis económica.

De esta forma, ha explicado que, tanto el Gobierno vasco como la Diputación foral de Gipuzkoa, han aportado 50.000 euros cada uno para paliar el déficit del museo, y ha asegurado que las previsiones para el próximo año "son mejores, porque se han reducido algunos gastos".

"El museo se ha estabilizado y puede estar abierto todo el año. Le falta una nueva dirección pero, sobre todo, que tiene la oportunidad de crecer. Balenciaga no es un cualquiera, es un símbolo en todo el mundo, y pensamos que (el museo) tiene verdaderas opciones de crecer más, de tener una mayor proyección internacional. Para eso, habrá que trabajar con imaginación, y estoy seguro de que Balenciaga no va a ser tan sólo un museo estabilizado, sino un museo que puede crecer", ha asegurado.

Asimismo, ha destacado que los actuales son "los momentos más delicados" del museo y que, en la actual situación de crisis económica, no se pueden hacer previsiones "a tres, cuatro, cinco o seis años". Por ello, ha indicado que garantizar la estabilidad del museo por dos años "ya es mucho en estos momentos", y, aunque ha admitido que eso no quiere decir que en el futuro pueda volver a haber problemas, "ha llegado a una estabilidad y a corto plazo está asegurado".

"Ahora nos falta el próximo paso, que es posible, y es que puede ser más de lo que es ahora. Necesitamos una mayor proyección internacional, porque eso le va dar oportunidad parta recibir dinero y apoyo privado, y además, si tiene repercusión en el exterior, esa repercusión también se notará aquí", ha destacado.

DONOSTIA 2016

Por otro lado, el viceconsejero de Cultura del Gobierno vasco ha destacado tres aspectos de la Capitalidad Europea de la Cultura Donostia 2016, que son el hecho de ser "un gran proyecto pero que no requiere trabajos de infraestructura", que defiende la participación ciudadana, y que la cultura es "un agente para fortalecer la convivencia entre nosotros".

Así, Muñoz ha señalado que Donostia 2016 "no dejará nada de hormigón" en la capital guipuzcoana, y que sus gestores deberán demostrar que "invertir en cultura no significa siempre que haya que dejar una construcción o una infraestructura, es decir, que la cultura no es algo material que se pueda tocar, pero que es muy importante, y que, aparte de hormigón, puede crear y dejarnos muchas cosas".

Además, ha destacado que el proyecto Donostia 2016 defiende la participación ciudadana y que el lugar del ciudadano en la cultura no es tan sólo el de consumidor, sino que "cualquiera hace cultura". En este sentido, ha señalado que los responsables del proyecto "tienen cuatro años" para materializar esa participación ciudadana y "descubrir nuevos modos para que la participación del ciudadano sea verdadera y efectiva".

Asimismo, Muñoz ha subrayado que el tercer aspecto destacado de Donostia 2016 es que la cultura es "un agente para fortalecer la convivencia entre nosotros", y que, "en un pueblo como éste, en el que la convivencia ha estado en peligro y en tensión, la cultura puede ser una manera de trabajar de nuevo la convivencia entre nosotros".

GUGGENHEIM

Por otro lado, Josean Muñoz ha aclarado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, no se reunirá en Nueva York con la Fundación Solomon R. Guggenheim en el viaje que tiene previsto realizar en octubre a los Estados Unidos para renovar el convenio del Museo Guggenheim de Bilbao, sino para mostrar "la total voluntad" de las instituciones vascas en renovar dicho convenio, ya que su renovación está prevista para el próximo año.

"El Gobierno vasco y la Diputación (de Bizkaia) tenemos muy clara la voluntad de renovarlo (el convenio), y estamos trabajando en ello. El lehendakari, entre otras cosas, va a Nueva York a expresar la total voluntad e intención de las instituciones vascas en renovar el convenio, pero no a negociar nada en concreto. Nosotros estamos trabajando aquí, y acudiremos allí en primavera con términos concretos, a renovarlo. Pero ahora no es el momento de la renovación", ha explicado.

El viceconsejero de Cultura ha destacado que el Museo Guggenheim de Bilbao ha tenido "una influencia muy positiva en este pueblo", y ha asegurado que el Gobierno vasco quiere "mantener esa influencia y la relación con la fundación de Nueva York, porque vemos muy necesario ese vínculo". "Tenemos la total voluntad de renovar, y Urkullu va allí a transmitir eso. Es una visita de cortesía, no una visita de trabajo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.