El portavoz del Gobierno vasco y consejero de Administración Pública y Justicia, Josu Erkoreka, cree que "hay posibilidad legal" para realizar la consulta que se plantea en Cataluña, pero ha precisado que materializarle será cuestión de "voluntad política". Además, ha apuntado que el debate a abordar ahora, a partir de la enfermedad del Rey, no es el papel del Príncipe, sino el de "monarquía parlamentaria sí o no".

En una entrevista concedida a Los Desayunos de TVE, recogida por Europa Press, Erkoreka ha subrayado que no le consta que el Gobierno catalán haya pedido al vasco en el último año un gesto o que se sume a sus reivindicaciones de manera pública.

"El Gobierno de la Generalitat sabe que cuenta con nuestra simpatía porque la relación entre los partidos que, en este momento, asumen la responsabilidad de gobernar en Cataluña y en Euskadi, una relación histórica de solidaridad, de colaboración en muchas ocasiones", ha añadido.

No obstante, ha señalado que no habrá "gestos" porque, "entre otras cosas, tanto en Cataluña como en Euskadi", se es consciente de que se habla "de países diferentes, con historias distintas, tradiciones y evoluciones políticas muy diferentes".

"Vivimos realidades políticas muy dispares y, por lo tanto, las estrategias y dinámicas de Euskadi y de Cataluña de cara a profundizar en nuestros respectivos autogobiernos tienen obligadamente que ser diferentes también", ha añadido.

En esta línea, ha precisado que la evolución de la vida política de Cataluña durante estos dos últimos años, le da la sensación de que "se viven episodios que, de la misma manera o de forma muy parecida, se han vivido ya Euskadi, con planteamientos, reivindicaciones, estrategias y dinámicas muy similares".

"Eso significa que cada uno de estos países, Cataluña, por un lado, y Euskadi, por otro, viven una realidad propia no trasladable y que, por tanto, nos miramos, nos conocemos, nos saludamos, nos profesamos mutua simpatía, pero somos conscientes de que el camino que tenemos que recorrer es distinto porque arrancamos de puntos de partida muy diferentes", ha añadido.

CONSULTA

Preguntado por si el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, coinciden en la reclamación del derecho a decidir, Erkoreka ha subrayado que no hay un nacionalista que "no reivindique para la nación de la que se considera parte este derecho a decidir libremente el futuro de ese país en democracia, sin limitaciones de ningún tipo, salvo las que resulten de la realidad como todo país o toda comunidad política tiene que operar".

"Por tanto, en eso no es que tengamos un planteamiento consiguiente. Evidentemente, esto es denominador común en todos los nacionalistas, pero creo que aquí lo importante no es tanto que se pueda coincidir o no en una determinada reivindicación para la nación de la que se forma parte, que es algo común a todos los nacionalistas, sino el hecho de que en unas y en otras partes, esa reivindicación se formula de manera distinta", ha manifestado.

En esta línea, ha recordado que en Escocia "se ha hecho un planteamiento distinto porque viven en un Estado con unas estructuras diferentes y allí viven una cultura política y un entorno también institucional, que hace posible, por ejemplo, que se pueda celebrar en 2014 una consulta con el aval expreso del Gobierno central".

"Hoy, esto aquí, en el Estado español no parece tan fácil, pero el sustrato doctrinal es básicamente el mismo, aunque la plasmación, el desarrollo, el diseño de las estrategias que unos y otros llevan a cabo para hacer efectivo ese mismo denominador común doctrinal, es diferente, como no puede ser de otra manera", ha apuntado.

El portavoz del Ejecutivo vasco cree que el planteamiento de Mas no es que no pueda tener cabida legal, porque, "si se quiere, se le puede dar". "El problema es que se pueda encontrar voluntad política por parte de quienes tienen capacidad de hacer posible y desbloquear las dificultades que puedan existir para que la consulta se produzca", ha indicado.

En esta línea, ha aseverado que "las consultas están previstas en el ordenamiento jurídico, el referéndum figura expresamente en la Constitución". "Lo cierto es que, para que hoy en día se pueda organizar, hay que esperar determinados trámites que hoy en día quienes tienen que llevarlo a cabo no están por la labor de hacerlo, parece ser en el caso de Cataluña. Pero eso no significa que no se pueda hacer, se puede hacer perfectamente porque realmente hay cobertura", ha apuntado.

De esta forma, ha precisado que, "si no hay voluntad política para activar los mecanismos jurídicos que hacen posible la consulta, es otro tema, pero posibilidad legal existe".

"Seguramente, si en Cataluña hubieran conseguido un pacto fiscal como el que reivindicaban hace unos años, el desarrollo posterior de la vida política ya, habría sido también completamente diferente", ha dicho.

MONARQUÍA

El portavoz del Gobierno vasco cree que el debate que hay que abrir no es el papel del Príncipe con motivo de la enfermedad de Don Juan Carlos, sino "si la forma política del Estado español debe ser la de la monarquía parlamentaria o no".

Erkoreka ha manifestado que desconoce si es urgente regular la institución de la monarquía y ha señalado que el debate que se plantea "no es tanto si el príncipe debe estar legalmente habilitado para poder ejercer las funciones que le correspondan durante la enfermedad del Rey, como si la forma política del Estado español ha de continuar o no siendo la que es". "El debate debería situarse ahí, no en una cuestión instrumental que no reviste tanta importancia", ha indicado.

El representante del Gobierno vasco ha señalado que no parece que exista consenso "en cuanto al 'cómo' y al 'cuándo' abordar la reforma de la Constitución". "Estas cuestiones, si quedan en el aire y son importantes, lógicamente hay que abordarlas sin dilación, y es cierto que, de alguna manera, la enfermedad del Rey está planteando, una y otra vez, dotar de un marco jurídico adecuado la actividad del príncipe", ha añadido.

No obstante, ha insistido en que, "si se mira a lo que plantea la sociedad española y lo que reclama de los poderes públicos y de los representantes institucionales, es abrir un debate más profundo sobre si la forma política del Estado español debe ser la de la monarquía parlamentaria o no". "Este otro debate sobre la regulación o no del estatus del Príncipe es un debate secundario, instrumental", ha reiterado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.