El Consejo de Seguridad de la ONU votará este viernes una resolución sobre el desmantelamiento del arsenal químico del régimen sirio.

La votación fue anunciada por Rusia y Estados Unidos después de que llegaran a un acuerdo que desatascaba las negociaciones en el Consejo y que ha sido compartido ya con los demás miembros del organismo.

El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, indicó ante la prensa que Moscú y Washington presentaron un texto al Consejo de Seguridad y que la votación será "quizá este viernes por la noche".

Rusia y China han logrado que para tomar medidas contra Siria haya que pactar otra resoluciónLa embajadora estadounidense, Samantha Power, confirmó el acuerdo para destrabar por primera vez las negociaciones desde que comenzó el conflicto sirio hace más de dos años y medio.

"Por fin tenemos un borrador de resolución encima de la mesa después de dos semanas intensas de negociaciones diplomáticas", destacó la embajadora.

Power indicó ante la prensa que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) celebrará este viernes una votación y que después lo hará el Consejo.

La embajadora detalló que la resolución obligará al régimen sirio a permitir a la OPAQ y al Consejo el acceso a sus arsenales para proceder a su inspección y posterior desmantelamiento.

Las inteligencias occidentales calculan que hay 1.000 toneladas de armas químicas en SiriaDe hecho, la OPAQ tiene previsto que sus expertos comiencen a examinar el arsenal sirio el próximo martes. El borrador, que está previsto que sea votado este viernes por la noche, también pide a los países miembros de la OPWC que hagan donaciones para financiar una operación de destrucción rápida de dicho arsenal.

El consejo ejecutivo de la OPAQ, que componen 41 países, va a discutir y votar la propuesta a las 22.00 horas de este viernes. Es necesaria una mayoría simple para que salga adelante, pero normalmente las decisiones de este órgano se adoptan por consenso.

El texto pide financiación urgente para contratar a inspectores y expertos técnicos para destruir lo que las agencias de Inteligencia occidentales creen que son unas 1.000 toneladas de gas sarín, mostaza y agente nervioso VX, acumulado durante décadas y diseminado en decenas de puntos. Según un responsable de la OPAQ, un equipo de avanzadilla se dirigirá a Siria el próximo lunes.

Pacto en el Consejo de Seguridad

Los quince miembros del Consejo de Seguridad celebraron este jueves una ronda de consultas informales a puerta cerrada para abordar el conflicto en Siria.

No puede haber una solución militarEl encuentro fue convocado después de que EE UU y Rusia llegaron a un acuerdo sobre un borrador de resolución, según había confirmado el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

El embajador británico, Mark Lyall Grant, dijo que los miembros permanentes del Consejo habían acordado un texto "vinculante" para eliminar el arsenal químico sirio.

Lyall Grant también señaló su confianza en que este avance pueda ayudar a lograr progresos hacia un final negociado del conflicto, ya que, dijo, "no puede haber una solución militar".

EE UU, con el apoyo de Francia y Reino Unido, proponía un texto que invocara al Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas y que abriría la puerta a sanciones o incluso el uso de la fuerza.

Sin embargo, Rusia, tradicional aliado del régimen sirio, y China se oponían a apoyar una resolución que sirviese de justificación para lanzar una intervención militar.

Al final se ha optado por un texto en el que se abre la puerta a invocar a ese Capítulo 7, pero sujeto a la aprobación de una nueva resolución.

Si el régimen sirio no cumple sus compromisos habrá consecuenciasUn funcionario del Departamento de Estado había dicho que el acuerdo era "histórico" porque "deja absolutamente claro que si el régimen sirio no cumple sus compromisos habrá consecuencias".

Con esta acción, añadió, se logra que la comunidad internacional "supervise" el cumplimiento por parte de las autoridades sirias de su compromiso de poner bajo control internacional su arsenal.

El conflicto en Siria está siendo uno de los principales temas de discusión en los debates del 68 periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Precisamente, el secretario general, Ban Ki-moon, se reunió  este jueves con los ministros de Exteriores de los cinco países con poder de veto en el Consejo (EE UU, Rusia, China, Francia y Reino Unido).