La Associació Drets Humans de Mallorca, Associació de Senegalesos de Mallorca (Asema), la Confederació General del Treball de les Illes Balears (CGT-BALEARS) y la Unión General de Trabajadores (UGT) han organizado una concentración de protesta por "la pésima dedicación y mal trato" que el juez instructor está procurando en las diligencias previas en relación a la muerte del joven senegalés Alpha Pam.

La protesta tendrá lugar este viernes a las 11.00 horas en la puerta de los Juzgados de vía Alemania de Palma para solidarizarse con el caso de Pam, que murió de tuberculosis y, según explican, "con todas las personas víctimas de leyes inhumanas y racistas y los abusos de poder que se cometen contra los más débiles".

En un comunicado, han censurado la conducta del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, Pedro José Barceló, en las actuaciones del caso de la querella interpuesta por estas entidades ya que, según reprochan, "la instrucción está siendo lenta y no ajustada a derecho".

Además, critican, el juez solicita a las entidades querellantes, en su condición de acusación popular, una fianza de 12.000 euros, "no está atendiendo los delitos que supuestamente se han cometido, ni tampoco atiende a la gravedad de los hechos objeto de la querella interpuesta".

A esto, se le añade, tal como indican, la "decisión de no querer ni aceptar los escritos" que se presentan por parte de las entidades. Según dicen, se les ha negado el acceso a la consulta de las actuaciones, lo que "provoca una grave indefensión", tanto a las "entidades, a la familia del joven muerto y a la sociedad en general".