Ignacio González
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. EFE

La Comunidad de Madrid tendrá que pagar 300 euros de multa y otros 300 euros de costas por usar fondos públicos de manera indebida para defender intereses privados. Y no de un particular cualquiera, sino de una persona muy cercana a varios dirigentes del PP de Madrid y socia de la mujer del presidente regional, Ignacio González.

En 2005, la Fundación Carmen Pardo Valcarce solicitó permiso a la Comunidad para colocar una carpa en una finca de su propiedad, La Muñoza. La presidenta de la Fundación es Carmen Cafranga Cavestany, nieta y heredera de Carmen Pardo.

A pesar de que el enclave está en una zona protegida integrada en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, la Consejería de Medio Ambiente no puso objeciones a la instalación porque su fin, permitido por la normativa, era el de realizar actividades formativas y de integración para personas con discapacidad.

Ecologistas en Acción denunció que la Comunidad usaba medios públicos para favorecer a particularesDos años más tarde, la Fundación pidió al Ayuntamiento de Madrid —municipio donde se encuentran los terrenos— una licencia para celebrar bodas, bautizos, encuentros empresariales y celebraciones de toda clase. El Consistorio, que entonces encabezada Alberto Ruiz-Gallardón, la concedió a pesar de que esos usos están prohibidos en el Parque. El TSJM anuló de forma definitiva la licencia en mayo de 2013 merced a una denuncia de un particular.

Y aquí entra en escena la Comunidad de Madrid. A pesar de no estar personado en el caso ni verse afectado por la decisión judicial, el Ejecutivo usó los servicios jurídicos regionales para interponer en mayo un incidente de nulidad de la sentencia.

Ahora, mediante un auto fechado el 5 de septiembre, el TSJM no solo lo desestima, sino que condena a la Comunidad a multa y costas por actuar "con temeridad", con una pretensión "jurídicamente insostenible" y en defensa de un interés "en ningún caso" público, sino "netamente privado". La Comunidad, es decir, los madrileños, deberán abonar una cuantía de 600 euros.

Carmen Cafranga, a su vez, no podrá celebrar más eventos. Sin embargo, y según comprobó este jueves 20minutos, La Muñoza sigue ofertando sus servicios. Su departamento comercial asegura que la actividad continúa con total normalidad pese a la sentencia dictada en mayo por el TSJM.

Ecologistas en Acción, que ha difundido el auto, ya denunció en julio que la Comunidad de Madrid estaba usando fondos y servicios públicos para favorecer a particulares.

Otra ayuda en 2009

No es la primera vez que la Comunidad de Madrid le echa una mano con dinero público a Carmen Cafranga.

Cafranga recibió en 2009 una subvención para "saneamiento financiero de centros especiales de empleo"En enero de 2009, un juzgado de Madrid ordenó el cese de actividad de La Muñoza por carecer del permiso para instalar equipos de sonido. Reabrió en julio de ese año, después que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento emitiesen las autorizaciones necesarias. La Muñoza, es decir, la Fundación Carmen Pardo Valcarce y Carmen Cafranga, que tiene un 28% de la sociedad a la que la Fundación cede en usufructo la finca, incurrió en fuertes pérdidas al tener que cancelar los eventos programados.

Pues también en 2009, la Comunidad dio a Cafranga 300.000 euros de subvención en concepto de "saneamiento financiero de Centros Especiales de Empleo". Según la memoria económica de la sociedad de 2009, ese dinero sirvió para "paliar el golpe" producido por el cierre judicial. La sociedad que gestiona La Muñoza, participada al 50% por la Fundación Carmen Pardo Valcarce y en otro 28% por Carmen Cafranga lleva por nombre Las Higueras del Tambor S.L.

Socias en Subastas Segre

Carmen Cafranga Cavestany no solo preside la Fundación Carmen Pardo Valcarce. En su currículo también figura haber sido consejera de Caja Madrid. Hoy, preside la fundación de la entidad. Es amiga íntima de Ana Botella, José María Aznar y Esperanza Aguirre.

También es socia accionista —con puesto de consejera— en la casa de subastas Segre, una de las compañías líderes en el sector de la compraventa de arte. La empresa está dirigida por Lourdes Cavero, esposa del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. En conversación telefónica con este diario, Cavero confirmó su relación con Cafranga, de la que aseguró estar "muy orgullosa", pero rechazó cualquier vinculación entre esa amistad y la intervención de los servicios jurídicos regionales en el proceso judicial contra La Muñoza.

La Fundación Carmen Pardo Valcarce viene desarrollando programas de integración social, cooperación exterior y desarrollo en Latinoamérica financiados con cargo a subvenciones otorgadas por la Comunidad de Madrid. Aún hoy sigue presentando proyectos que se nutren con fondos públicos.

Lourdes Cavero es desde 2011 adjunta a la presidencia de la patronal de los empresarios madrileños (CEIM). Arturo Fernández, presidente de CEIM, creó el puesto ad hoc para ella. Fernández es íntimo de Aguirre y de Ignacio González, además de proveedor habitual del Partido Popular de Madrid en los eventos que celebra la formación.

Consulta aquí más noticias de Madrid.