Libros digitales
Un alumno de primaria utiliza en clase un libro digital de texto. EFE

La Comisión Europea (CE) ha presentado un plan para impulsar la aplicación de las tecnologías digitales a la educación, en el que apoya medidas concretas como ampliar la oferta de cursos en línea abiertos y de otros recursos educativos accesibles a través de internet y sin coste alguno.

La educación abierta basada en las tecnologías será pronto algo imprescindible a todas las edades Estos son los puntos principales de la estrategia Apertura de la educación, con la que el Ejecutivo comunitario quiere facilitar "la adaptación a los cambios radicales que el panorama educativo está viviendo actualmente", según dijo la comisaria europea de Educación, Cultura y Juventud, Androulla Vassiliou.

"La educación abierta basada en las tecnologías será pronto algo imprescindible para todas las edades", afirmó Vassiliou, quien señaló la necesidad de "garantizar que los jóvenes dispongan de las competencias digitales que necesitan para su futuro" y también de formar a ciudadanos "más creativos, innovadores y emprendedores".

En la misma línea, la vicepresidenta comunitaria y comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, afirmó que "todas las aulas europeas deben ser digitales de aquí a 2020", y subrayó que la educación "debe estar conectada con la vida real y el empleo, no puede ser un universo paralelo".

Un largo camino por recorrer

Actualmente, más del 60% de los alumnos de nueve años de la Unión Europea (UE) están escolarizados en centros que "aún no están bien equipados con nuevas tecnologías", mientras que las aptitudes y competencias digitales serán necesarias para el 90% de los puestos de trabajo en 2020, según estimaciones del Ejecutivo comunitario.

Entre el 50% y el 80% de los alumnos de la UE no utilizan nunca libros de texto digitales, software con ejercicios, podcasts, simulaciones ni juegos didácticos informáticos, según la CE.

Entre el 50% y el 80% de los alumnos de la UE no utilizan nunca libros de texto digitalesAsimismo, la mayoría de los profesores de enseñanza primaria y secundaria consideran que no dominan los medios digitales y que no son capaces de enseñar eficazmente las aptitudes digitales, y el 70% de todos los docentes desearían recibir más formación en el uso de las TIC, según varias encuestas llevadas a cabo por la Comisión.

Ante esta situación, la CE propone "crear oportunidades de innovación para las organizaciones, profesores y alumnos", además de "mejorar la infraestructura en materia de TIC y de conectividad en los centros de enseñanza", según dijo Vassiliou.

La Comisión también apostó por "aumentar el uso de los recursos educativos abiertos (REA), garantizando así que los materiales producidos con financiación pública sean accesibles a todos", y en particular, por los MOOC (acrónimo en inglés de Massive Open Online Courses) o Cursos en Línea Masivos y Abiertos.

Como medida más concreta en este sentido, se ha puesto en marcha la web Open Education Europa, destinada a facilitar el libre intercambio de recursos educativos abiertos entre estudiantes, profesionales educativos y centros de enseñanza.

A través de ella se puede acceder a más de un centenar de cursos en línea gratuitos organizados por universidades europeas, entre ellos una veintena ofertados por centros españoles, sobre diversos temas que van desde las ciencias hasta las humanidades.

La CE confía en incrementar próximamente esta oferta en línea conforme más universidades europeas se sumen a este tipo de iniciativas