La UE aplaza la aplicación del método de cálculo del déficit que beneficiaría a España

  • Han acordado retrasar la nueva metodología hasta que se conozca su impacto preciso para todos los Estados miembros de la Unión Europea.
  • El Ejecutivo comunitario está prestando especial atención al esfuerzo de corrección del déficit estructural por parte de los Estados miembros.
  • Parte del déficit en los países en crisis se considera como estructural y eso se traduce en que se exige a estos Estados miembros un esfuerzo mayor.
Varias monedas y billetes de euro.
Varias monedas y billetes de euro.
GTRES

Expertos de los Veintiocho reunidos en el Comité de Política Económica de la Unión Europea han decidido este martes aplazar la aplicación del nuevo método para calcular el déficit público que beneficiaría especialmente a España, ya que podría traducirse en una relajación del esfuerzo de ajuste exigido por Bruselas.

Los técnicos han acordado retrasar la nueva metodología hasta que se conozca su impacto preciso para todos los Estados miembros, según han explicado fuentes comunitarias.

Durante el encuentro, la Comisión se ha ofrecido a poner a disposición de los Estados miembros toda la información que reclaman "lo antes posible". No obstante, las fuentes consultadas han señalado que esta evaluación "podría tardar unos meses". Ello haría imposible que el nuevo método se aplique ya para las previsiones económicas de otoño, que se publicarán el 5 de noviembre.

El cambio afecta a la forma de calcular el denominado 'déficit estructural', es decir, el desfase presupuestario de un país en condiciones neutras, sin tener en cuenta el impacto de la crisis económica. Precisamente, desde el inicio de la recesión, el Ejecutivo comunitario está prestando especial atención al esfuerzo de corrección del déficit estructural por parte de los Estados miembros, incluso más que a los objetivos nominales (6,5% para este año en el caso de España).

El actual método de cálculo de Bruselas da como resultado que buena parte del déficit en los países en crisis como España se considera como estructural y no como cíclico. Ello se traduce en que se exige a estos Estados miembros un esfuerzo de ajuste mayor.

Así por ejemplo, con el método vigente, el nivel de paro estructural en España, incluso cuando la economía funciona a su máximo potencial, estaría en el 23%. La nueva metodología reduce la estimación de paro estructural y con ella la de déficit estructural, lo que exigirá hacer menos esfuerzos de ajuste.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento