"Si tiene un contenedor, mire en su interior", porque podría haber un cadáver.

El jefe del departamento de Homicidios de la policía de Oslo, Finn Abrahansem, ha solicitado cualquier información que la ciudadanía noruega pueda facilitar y que permita hallar el cuerpo del sevillano Joaquín Leal Bermúdez, de 49 años y médico en el Hospital de Radiología de Oslo, quien se encuentra desaparecido desde el pasado viernes.

No obstante, fue visto por última vez por un camarero el domingo pasado a las 11 de la noche.

Detenido en prisión preventiva

Por el momento, un individuo de 37 años detenido ayer permanece en prisión preventiva como sospechoso de haber asesinado a Leal Bermúdez, según informó la abogada del inculpado al diario noruego VG.

El detenido se declara inocente

El detenido, que se ha negado hasta ahora a ser interrogado y se declara inocente, ha aceptado la prisión preventiva para que la policía pueda resolver el caso, reveló hoy su abogada, Aase Karine Sigmond, quien aún no ha tenido acceso a las pruebas que se presentarán contra su defendido.

El sospechoso, natural de Trondheim, fue detenido en la madrugada del miércoles en la autopista E18, cerca de Drammen, unos 80 kilómetros al sur de Oslo, conduciendo el vehículo de Bermúdez, y en su interior se encontraron restos de sangre.

La captura se produjo después de que un conductor hubiera llamado a la policía para denunciar un coche "haciendo eses" y sin luces en dirección norte hacia Drammen, el mismo que había visto un par de horas antes en dirección contraria hacia Tonsberg.

Sin relación sentimental

Según Abrahansem, el detenido es amigo de Leal Bermúdez desde hace muchos años -el médico lleva en Noruega desde 2000-, pero según los trabajadores del pub 'London', sólo les unía "lazos de amistad", por lo que, de momento, no se investiga en la dirección de que pueda ser un crimen pasional o sentimental.

No obstante, la policía cree que el principal sospechoso, cuya identidad no se ha facilitado, pudo haber conocido al médico español a través de una página de contactos para homosexuales por Internet.

Según 'VG', el médico español tenía su propio perfil en un sitio web de contactos para homosexuales, que visitó por última vez el pasado domingo.

Ante esto, las fuerzas de seguridad noruegas han pedido a quienes hayan estado en contacto con el desaparecido a través de Internet, que se pongan en contacto con las autoridades "sin temor a ser considerados sospechosos".

La policía ha inspeccionado la cuenta corriente y el uso del móvil de Leal, así como el piso del médico en la capital noruega en el que se encontró mucha sangre, por lo que, según Finn Abrahamsen, "es muy probable que el desaparecido esté muerto".

"Es muy inusual que acusemos a alguien sin haber encontrado el cadáver, pero estamos bastante seguros de que el hombre de 49 años (el médico español) está muerto", según dijo Abrahamsen a la prensa local.

Continúa la investigación

Agentes de los cuerpos de policía de Oslo, Vestfold y Sandefjord continúan hoy inspeccionando la zona próxima al tramo de la E18 entre Dramen y Tonsberg, donde creen, según la prensa, que el sospechoso arrojó el cadáver.

Desde Oslo se han enviado perros y helicópteros

Además, se ha ampliado el perímetro de la investigación hasta las carreteras de Siljan y Hvittingloss, donde varios testigos vieron su coche.

Desde Oslo, se han enviado perros y helicópteros al lugar para reforzar las labores de búsqueda del cuerpo.

Ambientes homosexuales

La policía investiga en los ambientes homosexuales de Oslo, en especial, el pub London, donde Bermúdez era cliente habitual, según Abrahansem.

Un vecino del médico español dijo haber escuchado voces y gritos en la madrugada del martes, el jefe de policía.

Según ha informado el Consulado español en Oslo a 20minutos.es, "la familia -sus padres, hermano y hermana- está permanentemente informada sobre todas las novedades que van surgiendo".

En Noruega desde hace ocho años

Bermúdez llegó a Noruega en 2000 y pasó seis años en Skien, pequeña localidad al sur de Oslo, antes de mudarse a la capital noruega el pasado noviembre, donde debía permanecer entre 11 y 12 meses para hacer una sustitución.

Bermúdez llegó a Noruega en 2000 y pasó seis años en Skien

Ya había estado antes en Oslo para hacer un curso de especialización y había dejado una buena impresión, por lo que fue llamado cuando hubo una plaza libre, declaró a medios noruegos John Nesland, jefe de Patología del Hospital de Radiología de Oslo.

Nesland definió a Bermúdez, que vivía con su perro en un céntrico apartamento, como "sociable, agradable y estimado por sus colegas", mientras que vecinos de su edificio se refirieron a él como un hombre educado y solitario.

Las policía cree que en 24 horas se dispondrá de más información.