Iván Ferreiro: "No vengo a cantar amarguras, bastantes hay ya"

  • Ha sacado el artista en su nuevo trabajo, Historia y cronología del mundo, lo mejor de su humor, que es mucho y a veces tan brutal como para definirse "un artista de mierda: porque no vas a compararme con Bruce o con Prince".
  • Tiene claro que no es momento de amarguras: "Todo lo que nosotros podamos decir ya está dicho", así que opta por una película de amor en una ciudad sitiada.
  • Un nuevo Ferreiro, que no ha perdido nada del anterior y que, consciente de la situación, se atreve a dibujar un futuro mejor.
El cantante Iván Ferreiro
El cantante Iván Ferreiro
Jorge París

Una huida del patetismo de contar y cantar miserias a quienes realmente están pasándolo mal dada la situación actual ha llevado a Iván Ferreiro a darle un giro a su anterior toque sombrío en el nuevo disco: Historia y cronología del mundo (Warner). "Sería patético continuar con ese tono amargo en medio de esta situación. Queremos que la gente lo pase bien con este trabajo", dice el cantante que sabe bien lo largo que es el viaje en tren cuando se detiene en todas las estaciones.

Tras dejar Los Piratas en 2003 y comenzar a tocar en un bar de Vigo con su hermano Amaro, volvió a encontrarse con el marcador a cero. Pero, y sin promoción, la gente empezó a escucharlo y así acabó llegando al gran público, sobre todo 'indie'. Pocos pueden presumir como él de dar tanto en los directos.  Su energía es contagiosa y en este trabajo ha intentado sacarla toda.

¿Intencionado el tono positivo del disco?, ¿una manera de dar esperanza?

Sí, este disco es más luminoso, venimos de buen humor. No vengo a cantar amarguras, que bastantes hay ya. En los anteriores trabajos hablábamos de nuestras miserias, ahora está todo dicho. Sería patético que nosotros contáramos lo mal que está todo. Todo lo que yo pueda decir o denunciar ya está dicho. Yo lo que quiero ahora es darles un poco de alegría.

Más optimismo, pero también amor, y eso es un clásico en su carrera...

Sí, es algo que no falla: una buena película de amor en una ciudad sitiada.

¿Adiós a las negruras?

No queremos ser los mensajeros de la parte fea; queremos ser la parte buena. La gente necesita historias y la música ha sido una gran salvadora, salva igual a un adolescente que a un divorciado... Creo que existe para eso y para eso, para consolar. ¿Que si hacen falta mis discos?

Eso lo pregunta usted, no yo...

Sí, sí, claro que lo pregunto, y sinceramente no lo tengo claro.

¿No le da temor esa respuesta que se da?

Pero es un miedo bonito. El miedo siempre está, igual que el pudor.

¿No se acaba de superar el pudor a fuerza de exponerse?

Pues no, y te digo que no tengo ganas de que la gente sepa mi historia de amor, pero como canto y no hago novelas, no tengo que contarlo capítulo a capítulo, así que desordeno mis canciones y así no se sabe exactamente cuál es mi historia. Además, es como tiene uno que salir a cantar: entre orgulloso y avergonzado.

¿Dónde cree Iván Ferreiro que puede la gente encontrar una esperanza?

El mundo ha estado mucho peor que ahora. Creímos hace años que estábamos llegando al futuro perfecto. Y no era así. Si logramos sobrevivir, nos reorganizaremos.

Porque el problema de fondo es...

El verdadero problema de la humanidad es la humanidad; todo el tiempo estamos haciéndonos averías los unos a los otros.

¿Y cómo nos salvamos?

Pues mira, cuando hay alguien al lado que nos gusta todo es mejor, encuentras esperanza. Y esos que nos gustan son los que queremos que creen la mentalidad que cambie esto.

Se anticipó con aquello de que "vivimos a base de basura", ¿qué le parece su lucidez?

Era una llamada de atención a cómo se abusa del poder... Mira, tenemos una alcaldesa que nadie ha elegido y que no sabe ni hablar inglés. Es una vergüenza.

¿Cómo dibujaría el mapa del futuro?

Como Asimov en La Fundación. Llegaríamos a todos los planetas...  Porque nos va a tocar salir fuera, a ver dónde vamos a caber todos.

Canta mucho al paraíso, ¿cómo es?

El problema es cuando uno está buscando un espejismo. Si te tienes que ir a no sé dónde y en no sé qué circunstancias..., nada. Que se dejen de tonterías, el paraíso es aquí, ahora. Es esto.

Habla usted tanto como en alguna canción que alude a sus vomitonas...

Hablo mucho, sí, tengo incontinencia verbal. Y cuando estoy de malas, pues es como una vomitona, como si te potaran encima.

Se anticipó con aquello de que "vivimos a base de basura", ¿qué le parece su lucidez?

Era una llamada de atención a cómo se abusa del poder... Mira, tenemos una alcaldesa que nadie ha elegido y que no sabe ni hablar inglés. Es una vergüenza.

Eurovegas sí, Eurovegas no... ¿Escribiría una canción?, ¿'Humo' quizá?

Yo lo que quiero es que me den un trabajo en Eurovegas y ser como Elvis en Las Vegas y que vengan a verme en vez de tener que hacer todos esos kilómetros.

Pero Elvis... ¿No dice usted que es un "artista de mierda"?

Sí, y lo digo: soy un artista de mierda, claro que sí. No vas a compararme con Bruce o Prince. Es que es imposible, no estamos al mismo nivel. Están los artistas y luego los de mierda, que somos esos que alguna gente cree que somos artistas y que en realidad les estamos engañando.

No se da usted ni una concesión, su ironía es salvaje, ha llegado a definirse como una puta, pero de lujo, ¿no?

Es que soy una puta de lujo: me pagan por dar y recibir placer. Yo intento cobrar siempre que puedo. Estuvimos a punto de hacer una canción que se llamara Cobro en B.

¿Y si la llegan a hacer y Bárcenas se vuelve fan total de Ferreiro?

Pues seguro que entonces Bárcenas compraría los derechos de la canción.

¿Qué siente cuando ve el poco respaldo que se da a la cultura en España?

Es cierto que no somos la prioridad, antes está la comida, poder pagar el alquiler... Y además, mira, yo no tengo ningún interés en que me ayude nadie. Ahora, sí que podían darse cuenta de que podemos traer dinero de fuera y que igual no es tan mala idea hacer como en Reino Unido que venden fuera su música. Dejamos que los chinos vengan aquí y nosotros no llevamos nuestras canciones, ¿y si les gustan?

¿Cree que ha llegado el momento de ser tan 'buenecitos'?

Es muy heavy lo que te voy a decir y me gustaría que quedara muy claro que es metafórico: habría que salir a la plaza y linchar a unos cuantos. En modo más civilizado, claro. De todas maneras no hay que olvidar que si ellos están gobernando es porque una mayoría los ha votado. Y tampoco estoy muy seguro de si tú, él o yo no haríamos exactamente lo mismo. A mí alguien que cree de antemano que puede gobernar ya me cae fatal. Tendríamos que coger a alguien que no quisiera, que valiera claro, pero que dijera: es que no quiero, yo no, por favor no. Y decirle: mira, te voy a dar un pastizal, no vas a tener ni que robas de todo lo que te voy a dar, pero tú en cuatro años me solucionas esto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento