El superávit comercial de Aragón marca un récord al crecer un 40% en 2012, según el informe anual del CESA

Las previsiones para 2014 apuntan a que será "un año complicado, no peor de 2012, y con esperanza de mejora"
La presidenta del CESA, Natividad Blasco
La presidenta del CESA, Natividad Blasco
EUROPA PRESS

El Informe sobre la situación económica y social de la Comunidad aragonesa en 2012 refleja que el superávit comercial de Aragón —la diferencia entre lo que se exporta y lo que se importa— creció el año pasado el 40 por ciento, marcando un récord absoluto y suponiendo cerca del 7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional.

El estudio ha sido elaborado por el Consejo Económico y Social de Aragón (CESA) y presentado este martes en la Sala Goya del Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes autonómicas, por la presidente del CESA, Natividad Blasco, quien ha subrayado, en declaraciones a los medios de comunicación, que "el sector exterior ha sido el gran aliado del crecimiento", con Europa como el principal mercado para Aragón, ya que compra cuatro de cada cinco euros vendidos por las empresas aragonesas.

Ha añadido que "la agroindustria se consolida como un factor relevante, como una actividad fundamental para la estabilización del crecimiento y del desarrollo económico" de la Comunidad. Por el contrario, los servicios han dejado de crecer, la construcción ha continuado cayendo y la industria ha sido la que más ha empeorado su situación con relación a 2011.

El informe considera que este último dato es importante "porque Aragón tiene un marcado carácter industrial, claramente mayor que la media española, tanto en porcentaje de producción, como de empleo". Además, la industria aragonesa se caracteriza por el pequeño tamaño medio de sus empresas, pero también por su diversificación.

En consonancia con este descenso global de producción, han caído la inversión productiva, un diez por ciento en un solo año, y la destinada a Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), aunque se han mantenido algunos buenos indicadores en el ámbito de la alta y media-alta tecnología, que tiene mayor importancia en Aragón que en el conjunto nacional.

Recuperar inversión

La presidenta del CESA ha estimado que habría que "intentar retomar cifras de años anteriores" en inversión productiva y en I+D+i porque "tenemos unos buenos indicadores de alta tecnología, de solicitud de patentes, de empresas que están muy bien dotadas de herramientas en tecnología, informática y telecomunicaciones".

Por eso, "no podemos permitirnos dejar de lado" estos factores, "sino aprovecharlos para mantener la vitalidad que tiene la diversificación industrial de Aragón". Al respecto, el informe señala que el sector de las TIC ha logrado aumentar su tejido empresarial y la Comunidad ha seguido ocupando el segundo lugar en porcentaje de solicitudes de patentes nacionales, sólo superada por Navarra.

La presidenta del CESA ha mencionado como posibles causas de la caída de la inversión empresarial el "entorno de incertidumbre", en el que "las decisiones se dilatan más", y "los problemas de financiación".

En relación con estos últimos, ha apuntado que los recursos públicos "han estado limitados por el duro ajuste fiscal, cuyo fruto es el correcto" porque "hemos conseguido una consolidación fiscal", pero en "detrimento" de la inversión pública.

Asimismo, ha sostenido que el proceso de reestructuración bancaria "ha afectado a la financiación, los créditos y los préstamos", restringiendo las condiciones.

DESEMPLEO

El informe del CESA indica que la Comunidad autónoma ha registrado una tasa de actividad dos puntos superior a la española, con tres puntos más de población ocupada y casi siete puntos menos de personas paradas, del 18,6 por ciento frente a 25 por ciento, si bien tres de cada diez son desempleados de larga duración.

Asimismo, el estudio manifiesta que Aragón ha sido en 2012 la cuarta Comunidad con menor tasa de paro, tras País Vasco, Navarra y Cantabria, y la quinta con mayor tasa de empleo. En total, el año pasado hubo 655.400 activos, 533.700 ocupados y unos 121.800 parados.

Por su parte, los expedientes de regulación de empleo crecieron hasta afectar a 29.000 trabajadores y la tasa de paro juvenil superó el 40 por ciento, si bien fue once puntos inferior a la media nacional.

Como aspectos positivos, la presidenta del CESA ha dicho que el entorno laboral "ha mejorado para los jóvenes y, especialmente, para las mujeres menores de 25 años". Concretamente, "la mujer y sobre todo la joven es la que menos se ha visto afectada por el desempleo" y respecto a la creación de puestos de trabajo nuevos, las mujeres, en mayor medida las jóvenes, son las que han tenido mejor acceso al mercado laboral.

Según el informe, la incorporación de la mujer ha hecho aumentar la población activa en 11.000 personas en el último lustro (6.500 sólo en 2012) y, por primera, vez la tasa de empleo femenina ha superado a la masculina y ha sido en la franja de edad de menores de 25 años. De los 77.000 empleos perdidos en el quinquenio, 60.000 han sido masculinos.

Blasco ha comentado que las cifras más negativas corresponden a las de los varones extranjeros. Sobre los beneficiarios de prestaciones de Seguridad Social y de desempleo, se elevan a 286.000, de forma que el 21 por ciento de los aragoneses recibe alguna de estas prestaciones. Por otra parte, como dato positivo, el informe revela una reducción de la siniestralidad laboral, del 55 por ciento en los últimos cinco años.

Se mantiene población

El informe apunta que Aragón mantuvo su población en 2012 y se encuentra cerca de los 1.350.000 habitantes, si bien el crecimiento vegetativo regresó a valores negativos, con una tendencia de mayor envejecimiento y mayores tasas de dependencia, superando la población económicamente inactiva a la activa.

Así, entre 2000 y 2012, dos tercios de los municipios han perdido población, manteniéndose la vitalidad de las ciudades intermedias, entre 2.000 y 10.000 habitantes, que son las que más han crecido, mientras que los de menos de 1.000 habitantes han perdido población.

La presidenta del CESA ha comentado que las ciudades intermedias están actuando "de elemento vertebrado del territorio", un "dato positivo que viene acompañado del mantenimiento en la calidad de los servicios, sobre todo en sanidad y educación", cuya valoración "ha bajado un poco sobre el año anterior", pero "sigue siendo muy positiva".

En este sentido, el estudio dice que los índices de satisfacción de los usuarios de la sanidad aragonesa rondan el 90 por ciento, por encima de la media nacional, especialmente en atención hospitalaria, aunque han iniciado un leve retroceso. El sistema público de salud sigue siendo la opción de las dos terceras partes de los aragoneses.

La esperanza de vida es superior a la media nacional y en cuanto a los recursos sanitarios, ha descendido el número de profesionales en primaria y el número de actos médicos, urgencias, ingresos o intervenciones quirúrgicas en especializada.

EDUCACIÓN

El informe del CESA refleja que en 2012 el alumnado creció un uno por ciento y que el de origen extranjero sigue concentrándose en mayor proporción en los centros públicos que en los concertados y privados. El profesorado se redujo el 3,5 por ciento.

En cuanto a la vivienda, en 2012 ha crecido, por primera vez desde 2008, el número de viviendas terminadas, y también por primera vez el número de viviendas protegidas ha sido mayor que el de libres, aunque han disminuido el 30 por ciento los solicitantes de vivienda protegida y un joven debería aportar la mitad de su salario para adquirir una vivienda en el mercado, "muy por encima del nivel de endeudamiento considerado recomendable".

FUTURO

La presidenta del CESA ha expuesto que, según datos "muy provisionales", en 2013 va a tener lugar un "mantenimiento más suave de la recesión", mientras que todas las previsiones apuntan a que 2014 "seguirá siendo un año complicado", pero "no peor de lo que ha sido 2012, y con esperanza de mejora".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento