ELA califica de "fraude social" el pacto fiscal de PNV y PSE-EE, y critica la "continuidad" que supone para el Gobierno

Dice que son "las mismas políticas que han llevado a tener más paro, más pobreza, más desprotección social y más precariedad laboral"
Los miembros de ELA Adolfo Muñoz, Julene Gabiola y Mikel Noval
Los miembros de ELA Adolfo Muñoz, Julene Gabiola y Mikel Noval
EUROPA PRESS

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha calificado de "fraude social" el acuerdo fiscal alcanzado la semana pasada entre PNV y PSE-EE, y ha criticado la "continuidad" que este supone para el Gobierno vasco.

En una rueda de prensa, junto al responsable del Área Social del sindicato, Mikel Noval, y la representante del Gabinete de Estudios, Julene Gabiola, el dirigente de ELA ha denunciado que el pacto PNV-PSE presenta unos contenidos que implican "seguir con las mismas políticas que han llevado a tener más paro, más pobreza, más desprotección social y más precariedad laboral".

Muñoz ha considerado "inadmisible" que "quienes han sido responsables de la política que han hecho, hablen en tercera persona de quienes actúan haciendo recortes". "No es posible aceptar que López y Urkullu se eximan de responsabilidades de los presupuestos en los últimos años, los más injustos de la historia", ha insistido.

ELA considera que "esta forma de hacer política" en la que "se dice lo contrario de lo que se hace", permite a los firmantes del pacto "eludir el debate de los contenidos" y "extender la ignorancia social" sobre ellos.

El sindicato opina que esta "estrategia" forma parte de una "operación de propaganda" apoyada por el poder económico y el mediático, que sirve para "adormecer a la población" y pretende "perpetuar este modelo que nos está llevando al precipicio social".

El representante sindical, que ha denunciado que "el tema fiscal nunca toca", ha lamentado que esto se ve favorecido porque "no hay crítica respecto de lo que están haciendo" y que "parece que no hay alternativa a lo que ellos dicen y hacen", por lo que este acuerdo "que trata de dar estabilidad política a los gobiernos", puede ejercer el poder de "declarar cerrado" el debate fiscal hasta el 2016.

En referencia a cómo el documento del pacto aborda la persecución del fraude fiscal, Muñoz ha concluido que "las rentas con fraude no se vigilan", aunque tampoco en el acuerdo se "concretan compromisos" para aumentar la inspección.

En cuanto al gasto social, para Muñoz, "en el mejor de los casos" se mantendrá "lo que se daba" en el año 2012, mientras que en lo que se refiere a la creación de empleo considera que "parece que el Gobierno no tiene ninguna responsabilidad" y que "crear empleo es para el sector privado".

Además, en el acuerdo, "la palabra dignidad no aparece por ningún sitio", ha declarado Muñoz, que opina que el empleo digno no es un objetivo del Gobierno si se subvencionan hasta el 100 por cien de los contratos temporales de entre seis y 18 meses a las empresas.

Generalidades sin compromisos concretos

El acuerdo, que los representantes de la central sindical han valorado en sus cuatro ejes principales que abordan la administración pública y local, los servicios públicos, la economía y el empleo y la fiscalidad, está lleno de "generalidades" "sin compromisos concretos" para ELA.

Respecto a la reforma administrativa, Gabiola ha manifestado que el mensaje que da el acuerdo firmado "es claro" en su planteamiento de "evitar duplicidades y solapamientos" para prestar "más y mejores servicios de una forma más eficiente y competitiva"; contando "con menos personal" que "se va a ver obligado a trabajar más". "Lo mismo que plantea la patronal", ha criticado.

Además, ha señalado que los principios de "movilidad, flexibilidad y aumento de la productividad" que recoge el documento "se puede decir que atacan directamente a las condiciones de trabajo en el sector público".

Sobre el bloque del acuerdo que atañe a los servicios públicos, ha indicado que los presupuestos del 2014 en materia de educación, sanidad y políticas sociales "van a contar con la misma dotación presupuestaria que en el 2012". "Y eso en un momento en el que la pobreza y el desempleo aumentan y los recursos no van a aumentar", ha remarcado, "se puede decir que el acuerdo aporta más recortes y ataque al estado del bienestar".

En cuanto a la "reactivación económica y el empleo" Gabiola ha vuelto a incidir en que el texto resulta "muy general" en lo que se dice, "sin novedad".

Para Gabiola, el acuerdo propone "seguir con las mismas políticas que han agravado la crisis y han aumentado el paro" sin recoger ninguna política nueva.

La miembro del Gabinete de Estudios de ELA ha lamentado que el Gobierno actual aplicará "las mismas políticas y los mismos programas que el Ejecutivo anterior" aunque "con menos dotación presupuestaria".

La sindicalista también ha criticado que el Gobierno dé por hecho que se van a seguir aplicando las mismas directrices que se deciden en Madrid "cuando todo el mundo es consciente de que son un fracaso y que aumentan la crisis y el desempleo".

FISCALIDAD

Por otra parte, en referencia a la fiscalidad, Noval ha explicado que el acuerdo opta por aplicar "meros retoques en la fiscalidad, sin atacar el fondo de los problemas existentes", que son "el enorme fraude en las rentas que no son del trabajo y la política fiscal injusta". "Y sobre estas cuestiones prácticamente no se incide", ha añadido.

"Ahí están los datos, como consecuencia de estos dos elementos: tenemos un diferencial de presión fiscal que supone que en Euskal Herria se recaudan al año 7.435 millones de euros menos que si tuviésemos la presión fiscal media de la Unión Europea", ha argumentado.

Para ELA, a pesar de que "ahí es donde hay capacidad de incidir, en cambiar radicalmente la política fiscal y luchar contra el fraude", frente a eso el acuerdo "es insignificante".

En relación al incremento del pago del IRPF, Noval ha criticado el efecto de una reforma que la propia Diputación ha calificado de "muy limitada" y que ha sido "prácticamente copiada de la que Bildu aprobó con el apoyo del partido socialista en Gipuzkoa, pero sin llegar a alcanzarla en lo que son en las rentas del capital".

En todo caso, ha remarcado Noval, las reformas quedan "por debajo de lo que Rajoy está aplicando en el ámbito del Estado tanto en los tipos marginales como en otros elementos de la tarifa del capital".

Asimismo, Noval ha considerado que, a pesar de la "propaganda hecha", "no se puede afirmar" que se va aumentar el Impuesto sobre Sociedades porque no hay "cuantificación económica" de las medidas en el documento del acuerdo.

"Así no se puede trabajar", ha lamentado Noval sobre la ausencia en el acuerdo de una memoria explicativa que señale la repercusión de cada medida fiscal, algo que Muñoz también ha calificado de "inaceptable".

PROPAGANDA

Además, ha denunciado que en el acuerdo figuran "medidas que son para que se paguen más impuestos pero hay otras para que las empresas paguen menos" y que, en referencia a que las empresas vayan a pagar un 13 por ciento de impuestos sobre sus beneficios, "la letra pequeña desmiente que eso sea verdad". "Se puede concluir que hay demasiadas excepciones" y que el acuerdo sólo "sirve para la propaganda".

Noval también ha incidido en que "nos parece increíble" que PNV y PSE-EE "no quieran que haya debate", por lo que "se confabulan para decir que en los próximos años no se va a tocar nada de todo esto, que lo que está recogido es intocable hasta el 2016".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento