La ciudad tendrá un mercadillo dominical en la Porticada antes de fin de año

El alcalde dice que la liberalización de horarios comerciales está "en estudio continuo"
Firmantes del convenio para el mercadillo dominical
Firmantes del convenio para el mercadillo dominical
AYUNTAMIENTO

La Plaza Porticada acogerá un mercadillo dominical permanente, con un máximo de 30 puestos, que se pondrá en marcha a finales de noviembre o principios de diciembre.

Podrán participar en él todos los establecimientos de comercio al por menor de la ciudad, que ofrecerán sus productos de 10.30 a 14.30 horas, ubicados en puestos con carpas blancas de 3 por 2 metros, que se situarán bajo los arcos de la Porticada.

La Federación del Comercio y la Distribución de Cantabria (Fediscom), la Federación del Comercio de Cantabria (Coercan) y la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo serán las encargadas de seleccionar las tiendas, atendiendo al orden de inscripción y a criterios de calidad, aunque el mercadillo tendrá carácter rotatorio.

La puesta en marcha de esta iniciativa es posible mediante el acuerdo que han suscrito este martes la citadas agrupaciones con el Ayuntamiento de Santander, que colaborará no solo en la organización y eliminando las tasas sino aportando las carpas. El convenio es "a prueba", por un año, con el fin de poder incorporar mejoras.

El objetivo de esta propuesta es dar oportunidad y "prioridad" al comercio establecido para que aumente sus ventas pero, sobre todo, dinamizar el centro de la ciudad los domingos por la mañana, puesto que, según el propio alcalde, Íñigo de la Serna, ha reconocido, "falta actividad" y hay "muchos establecimientos cerrados", tanto comerciales como de hostelería, y "pocos recursos atractivos para la gente".

El mercadillo ya cuenta con bases de participación y un reglamento de funcionamiento, acordado por las asociaciones y aprobado por la Junta de Gobierno local, que incluye desde las inscripciones hasta la limpieza y el montaje. Con el convenio firmado, el Ayuntamiento "agilizará" la adquisición de las carpas y puestos, mientras las agrupaciones difunden la iniciativa entre sus asociados, todo ello con el objetivo de empezar la actividad a finales de noviembre o principios de diciembre.

Los comercios participantes deberán inscribirse con unos días de antelación y abonar una cuota de 35,7 euros, IVA incluido, por domingo. La instalación de los puestos se llevará a cabo de 8.30 a 10.30 y para las 16.00 horas estarán desmontados.

El alcalde ha destacado que con esta iniciativa "singular" aunque "similar" a otras europeas, se quiere introducir "innovación y creatividad" en Santander.

Ha insistido en que su propósito principal es dinamizar el centro, algo que a su juicio conseguirá a partir de verano de 2014 el Centro Botín y que se pretende "complementar" con esta oferta vinculada al comercio, que puede animar a abrir a establecimientos de otros sectores.

En este sentido ha valorado "muy positivamente" que las asociaciones de comerciantes se hayan querido implicar en una propuesta cuya incidencia en el beneficio es "limitada". "Pero han mirado más allá y pensado en ciudad: su compromiso de dinamización de ciudad pesa más que el rendimiento comercial", ha destacado, puntualizando que "todo lo que beneficie a Santander va a beneficiar también al comercio".

Por su parte, la presidenta de Fediscon, Carmen Rodríguez, ha explicado que ésta es la primera de una serie de iniciativas para dinamizar el comercio y al respecto ha defendido que todo lo que hagan las asociaciones es "bueno" porque "si nos quedamos con lo hecho siempre tendremos los resultados de siempre".

Además ha asegurado que "no todo el mundo está tan mal y deberían acudir al comercio de la ciudad, que es pequeño pero tiene productos sensacionales".

Mientras, el secretario general de Coercan, Gonzalo Cayón, ha reivindicado que el comercio "merece un apoyo de los clientes" porque las ciudades sin comercio "no son ciudades", y ha opinado que el mercadillo no solo ayudará a mejorar las ventas de los comercios sino a promocionarse, especialmente a los que no están "en primera línea".

Finalmente, el presidente de la Asociación del Casco Viejo, Ignacio Dirube, ha subrayado que los comercios son empresas y tienen que "salir a la calle, cambiar el chip y buscar al cliente". También ha enfatizado que es necesario "hacer ciudad" porque "si la gente sale a la calle al final consume".

Aperturas los domingos

Por otra parte, a preguntas de la prensa, De la Serna ha afirmado que la posible apertura de tiendas y centros comerciales los domingos y festivos está "en estudio continuo".

Y en respuesta a las declaraciones del presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, Emérito Astuy, que ha atribuido la dilación de esta decisión a la falta de valentía del alcalde, éste ha respondido que respeta "todas las opiniones de todas las partes" en el debate siempre que se hagan "desde la educación a personas e instituciones".

Centros comerciales y pequeño comercio llevan meses de posturas enfrentadas, los primeros a favor de la liberalización de horarios y los segundos en contra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento