La operación para sustituir la prótesis de cadera infectada del rey Juan Carlos ha concluido con éxito, pero tendrá que ser sometido a una nueva intervención quirúrgica dentro al menos dos meses. Los médicos le han implantado una prótesis provisional que tendrá que ser remplazada, aunque aseguran que podrá estar "relativamente activo" tras unos cuantos días en el hospital.

El rey ha pasado su primera noche en el hospital sin novedad. Se espera que el próximo parte médico sea a mediodía.

El rey podría ponerse en pie el miércoles por la mañana y caminar con andador o muletas ese mismo día por la tarde El doctor Miguel Cabanela ha afirmado en la rueda de prensa posterior a la intervención quirúrgica que "ha sido todo afortunadamente bueno", pero ha indicado que finalmente la operación se hará en dos tiempos y que se le ha colocado al monarca una prótesis provisional tendrá que llevar durante al menos ocho semanas.

Después de esos dos meses con el implante provisional, se le volverá a implantar una definitiva y tardará al menos otras seis semanas en poder caminar con normalidad. El tiempo de recuperación del rey, por tanto, no será inferior a tres meses y medio.

Según el doctor, el rey podrá estar "relativamente activo" tras unos cuantos días de recuperación en el hospital, aunque no ha especificado cuánto tiempo tendrá que permanecer ingresado en la clínica. Como ejemplo, ha explicado que no le convendría hacer viajes en automóvil de tres o cuatro horas, aunque perfectamente podrá celebrar audiencias en palacio y actividades similares.

El cirujano ha bromeado diciendo que no sabe "exactamente lo que hace un rey" para responder a la cuestión de uno de los periodistas, que preguntaba si el rey podría hacer "vida normal". En cambio, sí ha sido tajante sobre la presencia del rey en la celebración del 12 de octubre: "Es un contundente no".

Cabanela ha indicado que el jefe del Estado podría ponerse en pie el miércoles por la mañana, "si tiene humor", y ha explicado que podrá caminar con andador o con muletas "tan pronto como se sienta cómodo, seguramente por la tarde".

Don Juan Carlos tendrá que seguir una rehabilitación, "pero no agresiva", ha dicho Cabanela. El doctor ha especificado que caminar en la piscina será uno de los ejercicios de rehabilitación que tendría que realizar el monarca una vez la herida de la intervención esté cerrada.

Cabanela ha explicado que se han detectado dos gérmenes de distinta clase en la zona de la operación, "no enormemente virulentos", pero que han llevado a los cirujanos a decidir que la operación se ejecute en dos etapas y a recetarle antibióticos durante seis semanas. Tras dos semanas sin esa medicación,volverán a evaluar

El príncipe de Asturias ha respondido a las preguntas de los periodistas a su salida de la clínica, tras entrevistarse con el equipo médico: "Ha ido todo como la seda", ha afirmado. El príncipe ha asegurado que los médicos "están contentos y animados" con el resultado de la operación y ha añadido que la familia real también lo están.

La reina Sofía llegó al hospital pasadas las 20.00 horas y la infanta Elena, poco despuésEl rey ingresó a primera hora de la tarde de este martes en la clínica privada Quirón de Madrid para someterse a la intervención de cadera. A su llegada, saludó a los periodistas desde el asiento del copiloto, con la ventanilla del vehículo bajada, mientras les decía "muy bien, ¡ahí voy!". El monarca entró en el quirófano a las ocho de la tarde y la operación comenzó al filo de las nueve de la noche.

La intervención quirúrgica al monarca ha durado casi tres horas, algo más de lo que informaron previamente fuentes de la Casa del Rey.  El cirujano Miguel Cabanela ha realizado la intervención acompañado además por otro especialista en cirugía de cadera de la clínica Mayo de Rochester (EE UU).

La reina Sofía llegó al centro pasadas las 20.00 horas. Entró por la puerta principal ante gran expectación de los periodistas de numerosos medios de comunicación apostados desde la mañana frente al hospital. Al llegar la reina, se produjo un incidente cuando un hombre desnudo empezó a gritar "No a los crímenes secretos de la CIA". Fue detenido por la policía presente en el lugar.

Poco después llegó al centro hospitalario la infanta Elena. También acudió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien estuvo una hora en el hospital. Minutos antes de las once de la noche, cuando estaba previsto que terminara la operación, acudieron a la clínica los príncipes de Asturias.

Último acto antes de la operación

El rey recibió a 16 nuevos embajadores extranjeros en el palacio de la Zarzuela, sin muletas Antes de desplazarse al hospital, ubicado en Pozuelo de Alarcón (Madrid), el jefe del Estado recibió por la mañana en el Palacio de la Zarzuela a 16 nuevos embajadores extranjeros que le han entregado sus cartas credenciales, en una ceremonia breve que por vez primera tenía lugar en Zarzuela y no en el Palacio Real. Se trataba de un formato mucho más sencillo, para adecuarlo a su situación física.

Ha sido allí donde el monarca bromeó con los periodistas, a quienes comentó, sonriente: "Normalmente no venís tantos, mucho debe gustaros".

Sin muletas y visiblemente animado, don Juan Carlos decidió hacer este esfuerzo pocas horas antes de afrontar una nueva operación quirúrgica para no demorar más tiempo la espera de este grupo de nuevos representantes diplomáticos, que precisan presentar sus credenciales para culminar su acreditación ante España.

Cómo es la intervención

La operación que se le ha practicado al monarca esta noche consiste en la sustitución de la prótesis que en noviembre de 2012 le fue implantada en la cadera izquierda, ya que el tejido que la rodea presenta una infección que obliga necesariamente a su recambio.

Miguel Cabanela, un prestigioso especialista en este tipo de cirugías, ha comprobado cuál es el alcance de la infección en la misma mesa de operaciones. Una vez realizada esta valoración, el médico debe decidir si este mismo martes cambia la prótesis por otra nueva o le coloca una provisional, impregnada de antibióticos, para implantarle más adelante la definitiva. Todavía se desconoce si habrá una nueva operación.

Al mismo tiempo, un patólogo se ha ocupado de determinar cuál es el tipo de germen que ha provocado esta infección, causante de los dolores y el retroceso en la recuperación de la anterior operación a la que el jefe del Estado se sometió, el pasado 3 de marzo, para tratarse una doble hernia y una estenosis de canal. Este examen concluyó que era necesario realizar la intervención quirúrgica en dos tiempos.

Encuesta

¿Crees que el rey Juan Carlos I debería abdicar en su hijo?

Sí. El príncipe ya está preparado para ello y el rey está siendo muy cuestionado y no está bien de salud.
39,72 % (4486 votos)
No. El rey cuenta con un respaldo general, político y social, y todavía puede hacer muchas cosas por el país.
8,8 % (994 votos)
Deberían considerarse otras alternativas, como una consulta popular a los ciudadanos.
51,48 % (5815 votos)