Limasa ha decidido llevar al extremo el expediente abierto al chófer que hizo un caballito con un camión de recogida y dejó que lo grabaran en un vídeo que acabó colgado en YouTube (foto).

Su decisión la dio a conocer ayer en el comité laboral. A pesar del pliego de descargo presentado por el protagonista de la hazaña, la empresa ha resuelto despedir al trabajador, según fuentes sindicales y de la dirección de la sociedad municipal. El afectado recibirá una comunicación oficial.

La grabación, como adelantó 20 minutos el pasado 22 de diciembre, se realizó con un móvil y pasó de terminal en terminal hasta llegar a los mandos de la empresa. Entonces, el vídeo había recibido 2.500 visitas; ayer ya eran 22.500.