Los aseos de la estación ferroviaria de Madrid-Puerta de Atocha pasarán a ser de pago, según ha anunciado el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), ente público del Ministerio de Fomento encargado de la gestión del complejo.

El precio por uso lo fijará la empresa especializada 2theloo, a la que Adif ha adjudicado la gestión de los baños durante 7 años por un precio de 280.000 euros (IVA excluido). Los servicios de las salas de embarque seguirán siendo gratuitos. 2theloo se ha comprometido a negociar con las tiendas de la estación para que los usuarios de los aseos pueden obtener "ventajas comerciales o descuentos en la adquisición de los bienes o servicios" de estos establecimientos. Además, pondrá en marcha una sala de lactancia que también tendrá un precio por uso.

El pago se pondrá en práctica una vez que concluyan los trabajos de "reforma integral" que la adjudicataria está realizando en las instalaciones. A partir de ese momento, los servicios tendrán "atención permanente presencial y especializada", "artículos de aseo e higiene" y gozarán de mejoras "relativas al ahorro energético y de agua, así como de diseño y funcionalidad", según Adif.

En Alemania, Francia o la República Checa, el precio oscila entre 20 céntimos y 1 euro. Los baños que 2theloo gestiona en el centro comercial Maremagnum de Barcelona cuestan 60 céntimos. Adif precisa que ese no tiene por qué ser el precio en Atocha.

Según los cálculos realizados por la empresa, 5.000 personas pasan cada día por los baños situados junto al jardín tropical de la estación. Al menos otros tantos utilizarían los que se encuentran en la zona de Llegadas. Si el modelo funciona, Adif lo extenderá a otras grandes estaciones de la red.

Precios

El ente justifica la privatización de los urinarios en la necesidad de que sus miles de usuarios diarios perciban "la importancia que tiene el cuidado de un bien público, valorándolo y haciendo un uso responsable del mismo".

Servicios similares en Francia, Alemania o República Checa cuestan entre 20 céntimos y 1 euroAnticipándose a las críticas, el organismo añade que el servicio de pago está "plenamente consolidado" en estaciones ferroviarias europeas, así como en centros comerciales o estaciones de servicio, "con elevadas cotas de satisfacción por parte de los usuarios". La iniciativa, sin embargo, también permite a Adif ahorrarse los costes de la reforma y mantenimiento de estos baños.

Los urinarios no son utilizados solo por los pasajeros de las líneas de Cercanías, ferrocarril de larga distancia, AVE o Metro, sino también por viandantes, turistas o los taxistas que trabajan en la estación.

Precisamente, Adif reservó hace un año y medio un espacio para que el Ayuntamiento de Madrid instale unos urinarios dedicados exclusivamente a los conductores profesionales, pero el Consistorio que dirige Ana Botella aún no ha presentado el proyecto.

Consulta aquí más noticias de Madrid.