AMP-Urkullu pide al Gobierno medidas que palien el "impacto negativo" de la reforma del sector eléctrico en la industria

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado al Gobierno central medidas que palien el "impacto negativo" que la reforma del sector eléctrico tendrá sobre la industria. En concreto, ha advertido de que el sector siderúrgico "puede ver lastrado su futuro" y estar "abocado al cierre".
Urkullu
Urkullu
EUROPA PRESS

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado al Gobierno central medidas que palien el "impacto negativo" que la reforma del sector eléctrico tendrá sobre la industria. En concreto, ha advertido de que el sector siderúrgico "puede ver lastrado su futuro" y estar "abocado al cierre".

El lehendakari ha realizado estas declaraciones durante la visita a la planta que Gerdau tiene en Basauri, en la que ha estado acompañado del consejero delegado de la compañía siderúrgica, José Antonio Jainaga. En la cita, también han estado presentes la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, y el alcalde del municipio, Andoni Busquet, entre otros.

El presidente del Gobierno vasco ha reiterado que el año 2014 será "también difícil", si bien espera que constituya "el comienzo de la recuperación" que, en su opinión, "vendrá de la mano de la industria vasca, que debe ser su motor".

Además, ha instado al Gobierno central a "no lastrar" al sector industrial con la reforma del sector eléctrico. En este sentido, le ha pedido que "tome medidas para paliar el impacto negativo" que tendrá esta ley sobre el sector industrial.

"La reforma eléctrica planteada por el Gobierno español puede acarrear un incremento superior al 20 por ciento de los costes de energía de las empresas industriales y esto hace que la situación sea insostenible", ha valorado.

Tras advertir de que "va a ser ésta una preocupación que mantendrá el Gobierno vasco frente al Ejecutivo central", ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy a "tomar medidas" que palien el "impacto negativo" que la reforma del sector eléctrico tendrá sobre los sectores industriales que por su intensidad de consumo energético resultan más afectados. "Un sector como el siderúrgico no puede ver lastrado su futuro y verse abocado al cierre", ha advertido.

Tras insistir en que, en tiempos de crisis, "el bien más preciado es el empleo, ha defendido que la "paz laboral" y la renovación de los convenios colectivos es "la mejor herramienta para garantizar la competitividad en las empresas y el mantenimiento del empleo".

Asimismo, ha subrayado que los dos puntales para garantizar la competitividad y el empleo son la innovación y la internacionalización, cuestiones en las que el Gobierno vasco trabaja "activamente y colabora con las empresas".

"El proyecto inteligencia artificial está en marcha con un presupuesto de cinco millones y pone a disposición de la empresa vasca una plataforma para posicionarse en la vanguardia del uso de la tecnología más avanzada", ha puesto como ejemplo.

GERDAU

En la visita a las instalaciones ha estado también presente el consejero delegado de Gerdau, José Antonio Jainaga, quien ha agradecido al lehendakari su "apoyo a la industria y a nuestra empresa en particular en unos tiempos difíciles en los que la crisis y las circunstancias sociolaborales y legislativos nos ponen bajo presión".

Tras destacar que Gerdau emplea en la actualidad a un total de 2.650 personas, 2/3 de ellas en Euskadi, ha subrayado que por cada puesto de trabajo directo se generan "tres o cuatro alrededor" y ha reconocido también su preocupación por "algunas de las evoluciones en materia legislativa".

En este sentido, ha advertido de la evolución de los costes energéticos, ya que la reforma del sector eléctrico emprendida por el Ministerio de Industria tendrá "efectos devastadores sobre el sector" y "nos va a poner en gravísimas dificultades".

"Las medidas que va a adoptar el Ejecutivo afectarán especialmente al sector siderúrgico y hay que tener en cuenta que casi el 40 por ciento de la siderurgia del Estado se concentra en Euskadi. Esas medidas van a ser especialmente dramáticas para nuestro país", ha indicado, para añadir que no se pide "subvenciones", sino que se "nos permita competir en condiciones de igualdad con fabricantes europeos que tienen acceso al suministro eléctrico en condiciones más competitivas".

Por último, ha remarcado que las medidas previstas por el Ministerio son "injustas" al poner en peligro el futuro del sector y ha pedido "sentido común a los que deciden".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento