Sube un 20% la morosidad en las comunidades de vecinos valencianas

  • Desde el Colegio de Administradores de Valencia prevén que la deuda total en los edificios de la Comunitat a final de este año ascenderá a 209 millones de euros.
  • Exigen ayudas públicas para rehabilitar fincas de más de 50 años.
Reunión ordinaria de una comunidad de vecinos.
Reunión ordinaria de una comunidad de vecinos.
ARCHIVO
La crítica situación económica de las promotoras y de las entidades financieras, unida a la lacra del paro que afecta a miles de familias, está poniendo en serias dificultades el funcionamiento de las comunidades de vecinos de la Comunitat Valenciana.

Y es que, según ha informado a 20minutos el presidente del Colegio de Administradores de Valencia, José Sales, «las previsiones apuntan a que 2013 se cerrará con un incremento de la morosidad del 20%» en el pago de los recibos de los gastos comunitarios.

Así, teniendo en cuenta que el año 2012 se cerró con una deuda de las comunidades de vecinos valencianas de 174 millones de euros (28 de ellos pertenecientes a entidades bancarias con pisos en propiedad), la cifra se incrementará hasta los 209 millones de euros a finales de este año.

Ante esta situación, Sales ha advertido que son muchas las comunidades que ya establecen «recargos de mora sobre los recibos pagados fuera de plazo». Estos acuerdos permiten en algunos casos disuadir «al moroso profesional» de que pague siempre tarde y mal.


Obras en espera


Según ha comentado Sales, el principal problema que están padeciendo las comunidades y, en consecuencia, los administradores es «la falta de liquidez en muchos casos para atender los gastos ordinarios, incluso de servicios básicos».

Unos problemas que son más comunes particularmente «en edificios de reciente construcción» en los que parte de las viviendas siguen siendo «propiedad de empresas promotoras, muchas de ellas inmersas en concurso de acreedores» o «viviendas adjudicadas a la banca», ante la dificultad de que los propietarios atiendan los pagos con regularidad.

Esta situación dificulta enormemente la realización de obras extraordinarias, algunas de ellas de carácter urgente: «A día de hoy existe una alta incertidumbre en las economías familiares, que obliga por prudencia a no comprometer pagos con proveedores si no dispone la comunidad de fondos suficientes que garanticen los calendarios de pago propuestos para su ejecución», ha concluido el presidente de los administradores valencianos.

 

Ayudas para fincas de más de 50 años

El presidente del Colegio de Administradores de Valencia, José Sales, ha alertado de que es «muy bajo el porcentaje de edificios de más de 50 años que han pasado la Inspección Técnica de Edificios (ITE)». Por eso, ha exigido a las administraciones públicas «financiación para las actuaciones que se precisen realizar en caso de inspecciones desfavorables, sobre todo en aquellos edificios en los que residen propietarios con precarios recursos económicos».
Mostrar comentarios

Códigos Descuento