Los restos humanos aparecidos en un barranco en Girona pertenecen a una mujer desaparecida hace 10 años

  • Corresponde a una mujer de Darnius (Girona) desaparecida hace 10 años.
  • El coche, de color negro, cayó a un barranco y quedó tapado por la vegetación.
  • Un mosso d'esquadra lo encontró el pasado 11 de de enero.
Los análisis forenses han confirmado que los restos humanos hallados en el fondo de un barranco en Boadella (Girona) al lado de un vehículo accidentado en una zona cercana al pantano de Boadella corresponden a la vecina gerundense de Darnius Carme Auquer Llauró, que desapareció hace unos diez años.

Los restos de huesos humanos fueron encontrados a primera hora de la mañana del pasado día 11 por un agente de los Mossos d'Esquadra fuera de servicio que estaba cazando jabalíes.

No tuvo una muerte violenta

Según los primeros análisis realizados, no se ha podido encontrar ningún indicio que pueda determinar que la mujer, nacida en 1965, tuviera una muerte violenta a manos de otra persona, han informado fuentes cercanas a la investigación.

La mujer, que debía tener en el momento de su desaparición unos 31 años, cayó con el coche que conducía, un BMW 316 con matrícula de Girona, por un barranco situado en la carretera de Boadella.

Posible suicidio

La policía intentará determinar ahora si la mujer sufrió un accidente o si se trató de un suicidio, ya que al parecer había asegurado a sus familiares que no la volverían a ver.

La vegetación tapó el vehículo, de color negro, que ha permanecido unos diez años en el fondo del barranco sin que nadie se percatara de su presencia.

A pesar de que los resultados de la prueba de ADN todavía tardarán en llegar, los análisis de la dentadura del cadáver han confirmado que se trata de la mujer desaparecida hace diez años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento