Cientos de personas se han dado cita en la madrileña iglesia de san Antón para bendecir a sus mejores amigos, sus mascotas, el día de su patrón.

Así, perros -vestidos de todas las guisas-, gatos, tortugas... e incluso un halcón, han pasado por debajo del agua bendita.

Tras la bendición, y como manda la tradición, los fieles compran los panecillos de San Antón, que se deben comer en este día pero sin olvidar guardar uno de ellos con una moneda -que al año siguiente permanecerá en perfecto estado para ser comido, ya que se elaboran con una receta especial secreta-.

San Antonio Abad: eremita egipcio

Entre los siglos III y IV, un ermitaño egipcio -de nombre Antonio Abad-, sanó a una jabalina -la hembra del jabalí- y a sus jabatos de una ceguera.

Este milagroso acto le sirvió a Antón, por un lado, para que la familia de jabalíes le defendiera de cualquier alimaña que se acercara con malas intenciones y, por otro, para pasar directamente al santoral como patrón de los animales.

Desde entonces, y según manda la tradición, numerosas celebraciones recuerdan al santo cada 17 de enero: en Valencia queman hogueras, en Jaen corren entre antorchas, en Burgos comen garbanzos...

Bendecidos en San Antón

Amalia Corral con sus tortugas Disy y Yaba. (Sergio González)

Amalia corral, con sus tortugas Daisy y Yaba:

"Vivimos en la zona, y a los niños les hace mucha ilusión venir. Hemos tenido que despertar a las tortugas, que están hibernando, pero ha merecido la pena. Sin embargo, las tortugas metían la cabeza cada vez que el cura les echaba e agua, así que ha terminado bendecido el niño más que el animal".

Juan Maldonado con su conejo Tambor. (Sergio González)

Juan Maldonado, con su conejo Tambor:

"Es la primera vez que lo traigo, porque tiene solamente cuatro meses. Sin embargo, no va a ser el último. Los conejos son unos animales buenísimos, y muy limpios. Sólo tienes que preocuparte de darles la cómida. Este conejo es como un gato, y no muerde los enchufes".

Pedro Garbajosa y su gato. (Sergio González)

Pedro Garbajosa, con su gato Vishnú

"He venido con mi madre a la cita anual de mis gatos. La madre de Yang y Vishnú, que se llama Moon, viene todos los años desde que nació hace seis. Los hijos nacieron hace dos años, y este San Antón es como su bautismo. Los gatos se portan de maravilla, y se lo merecen todo".

Ana Culebras y su perrita Lady. (Sergio González)

Ana Culebras, con su perrita Lady

"Tengo a Lady desde hace doce años. Antes venía todos los años con mi marido, pero cuando me quedé viuda, comencé a traerla yo sola. Siempre me dicen que la llevo guapísima y, sinceramente, creo que tienen razón. Soy de la opinión de que si tienes un animal, hay que tenerlo bien".