La Región hace viseras para cascos a prueba de pedradas francesas

Una empresa de Cartagena está fabricando parte del protector para la cabeza de 6.800 policías antidisturbios del país vecino.
En la memoria de todos están los graves disturbios que sufrieron las grandes ciudades francesas en octubre y noviembre de 2005. El Gobierno de París teme que se reproduzcan y quiere bien pertrechados a sus agentes. La tecnología de la Región les va a ayudar.Una empresa radicada en Pozo Estrecho (Cartagena), Manufacturas Tomás (MT), está fabricando las viseras de 6.800 cascos de la policía antidisturbios de Francia.

Javier Tomás, encargado del marketing de la empresa, explicó que el proyecto se hace a medias con otra empresa española, Induyco, que ha ganado un concurso convocado por el Gobierno francés. «Nosotros creamos una visera transparente, de un plástico llamado policarbonato óptico (como el que se usa para fabricar CD y DVD), tres veces más grueso, y que soporta el impacto de una piedra de 120 gramos lanzada a una velocidad de 300 metros por segundo (más de 1.000 kilómetros por hora)», señala Tomás.

La empresa tiene una fábrica en Torre Pacheco y dos en China. Las viseras se hacen aquí, ya que por razones de seguridad, la normativa europea impide la fabricación de tecnología relacionada con la seguridad fuera de la Unión.

MT, que fue fundada en el año 1978, no sólo fabrica cascos y sus componentes, sino que al tener la posibilidad de inyectar plástico, también está fabricando elementos para el regadío.

Dinos... en qué sector hacen más falta las nuevas tecnologías

Cuéntanoslo en... e-mail nosevendemurcia@20minutos.es correo Avda. Primo de Rivera, 30008, Murcia o en www.20minutos.es

Para motos, bicis... y ejércitos

Manufacturas Tomás se dedica sobre todo a la producción de cascos para motos y bicicletas. Los diseña y fabrica para otras seis firmas españolas y dos extranjeras, aunque también tiene la suya propia. Pero en materia de seguridad, el trabajo de MT no acaba con el proyecto de los antidisturbios franceses. A partir de marzo tienen otro reto: reparar los cascos destrozados que les envíe el ejército holandés.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento