Un miembro de Unesco dice que la nueva candidatura de Sevilla necesitará la "recomendación" de Icomos

Asegura que la nueva candidatura no tiene "nada que ver" con el conflicto de la torre y que el proceso durará unos 18 meses
Turistas en la Plaza de España de Sevilla
Turistas en la Plaza de España de Sevilla
EUROPA PRESS

El director de Ciudades del Centro de Patrimonio Mundial de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco), Karim Hendili, ha manifestado este martes que la candidatura anunciada por el Ayuntamiento de Sevilla para que la Plaza de España y la Torre del Oro sean incorporadas al Patrimonio de la Humanidad necesitará para prosperar "un consenso" basado, por cierto, en las "recomendaciones" del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, toda vez que el procedimiento puede prolongarse durante unos 18 meses.

El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), ha decidido elevar a la Unesco una candidatura para que la Plaza de España y la Torre del Oro, dos de los monumentos más emblemáticos de la capital andaluza, sean declarados Patrimonio de la Humanidad al igual que la Catedral, el Archivo de Indias y los Reales Alcázares, que desde 1987 forman parte del Patrimonio Mundial.

El anuncio de esta decisión se encuadra en el "Encuentro internacional de arquitectura contemporánea en ciudades históricas", que se celebra desde este lunes en uno de los edificios de la propia Plaza de España bajo los auspicios del Ayuntamiento hispalense, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés) y la propia Unesco.

El caso de sevilla

Las conferencias, por cierto, responden al compromiso adquirido en 2012 por el Ayuntamiento de Sevilla con la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura, en el marco de la decisión de este organismo internacional de no incluir a los monumentos sevillanos declarados Patrimonio de la Humanidad en la lista del patrimonio mundial en peligro. Y es que la construcción de una torre de 178 metros de altura a 1,6 kilómetros de la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias de Sevilla, declarados Patrimonio de la Humanidad en 1987, puso en jaque la declaración de Patrimonio Mundial de estos monumentos.

Karim Hendili, quien ha participado este martes en la apertura de las conferencias, ha manifestado al respecto, en declaraciones a los medios de comunicación, que para la Unesco resulta "muy común" que los países con monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad "presenten nuevos elementos que añadir a los ya existentes". Cuestionado sobre la posibilidad de que el conflicto de la torre afecte a este nuevo procedimiento, ha descartado tal extremo porque se trata de aspectos que "no tienen nada que ver".

"el episodio" de la torre

"Lo que pasó aquí ocurre en muchos sitios con Patrimonio Mundial. Eso fue un episodio como pasan muchos en Europa y una vez que se produjo la decisión del Comité de Patrimonio Mundial sobre los bienes en peligro, fue la conclusión de cualquier debate. Son dos cosas diferentes".

Hendili, así, ha explicado que España, como estado miembro de la Unesco, debe ahora presentar un dossier que será evaluado por los organismos "consultivos" de la Unesco, en este caso Icomos, para emitir "una recomendación en un sentido u otro" para que, finalmente, el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco adopte una decisión. En cuestión de plazos, ha explicado que un dossier formalizado en febrero de 2014 sería examinado por la sesión del comité de Patrimonio Mundial de la Unesco correspondiente al verano de 2014.

En un caso como este, según ha precisado, no se trataría de una votación al uso, sino que sería necesario "un consenso basado en la recomendación de Icomos, que es uno de los organismos asesores".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento