Enric Duran, 'Robin Hood' de los bancos
Enric Duran, 'Robin Hood' de los bancos, en rueda de prensa en 2009. ALBERT SALAMÉ/ACN

El 17 de septiembre de 2008 el activista Enric Duran anunciaba en la publicación Crisis: "He robado 492.000 euros a quienes más nos roban para denunciarlos y construir alternativas de sociedad". Confirmaba, así, que a través de préstamos bancarios que nunca pensaba devolver, había logrado una elevada suma de dinero que finalmente entregó a entidades con fines sociales. Fue entonces cuando bautizaron a Duran como el Robin Hood de los bancos.

Se cumplen ahora cinco años de este anuncio. Enric Duran sigue escondido, después de negarse a comparecer en el juicio abierto contra él porque considera que el proceso no tiene las garantías democráticas preceptivas. Pero desde la clandestinidad, ha lanzado un largo mensaje insistiendo en su lucha para "construir alternativas al sistema establecido".

Sé que tener que estar escondido para realizar acciones que encuentro coherentes con mi manera de ver la revolución no me quita el sueñoDuran, que nació en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), en 1976, dice en su blog que la "acción" que llevó a cabo fue colectiva y agradece a todos los que participaron en ella su dedicación. Duran recuerda que pasado este lapso de tiempo y dado que se trata de delitos por los que se pueden pedir menos de cinco años de prisión, ya puede rebelar que no se trataba de una actuación individual sino meticulosamente pensada y ejecutada por un colectivo.

"No he renunciado a encontrar y aprovechar nuevos agujeros que deja el sistema bancario en su desmedida voluntad de lucrarse a través de los ahorros de la gente", indica Duran desde su escondite. El activista carga duramente contra los bancos por "generar agujeros de miles de millones de euros que provocan recortes sociales por todas partes".

Es por todo ello que el Robin de los bancos concluye que "será igualmente legítimo recuperar desde la audacia colaborativa la parte que se pueda de ese dinero que nos estafan para dedicarlo realmente a proyectos relacionados con el bien común".

De hecho, es bien sabido que Duran colabora y fue uno de los creadores de la Cooperativa Integral Catalana, una cooperativa de autogestión y autoorganización, que vive al margen del sistema.

Enric Duran elogia las filtraciones de Snowden y Wikileaks y las posibilidades de las impresoras 3D para fabricar todo tipo de materiales, para "poner límites a la capacidad de control por parte del poder".

En busca y captura

La fiscalía y hasta 16 acusaciones particulares lo acusan de "constituir empresas y confeccionar nóminas que no se correspondían con la realidad" para conseguir que le concedieran los créditos. En estos documentos se hizo pasar, por ejemplo, por director comercial o informático con sueldos holgados. Por estos hechos, piden que lo condenen a 6 años de prisión por un delito continuado de falsedad documental mercantil.

Lejos de mostrar preocupación por su proceso judicial, el Robin de los bancos afirma que "con la experiencia vivida, sé que tener que estar escondido para realizar acciones que encuentro coherentes con mi manera de ver la revolución no me quita el sueño".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.