Estudiantes detenidos en la 'Primavera Valenciana' piden que se anule su juicio al haber prescrito las faltas

Los abogados de diez de los estudiantes detenidos en febrero de 2012 durante las protestas llevadas a cabo frente al IES Lluís Vives de Valencia, la sede de Delegación de Gobierno y Jefatura, dentro del movimiento conocido como 'Primavera Valenciana', pedirán la nulidad del juicio previsto contra ellos por desórdenes públicos y lesiones al estimar que las faltas que se les atribuyen ya han prescrito.
Miembros de plataformas y organizaciones apoyan a estudiantes detenidos
Miembros de plataformas y organizaciones apoyan a estudiantes detenidos
EUROPA PRESS

Los abogados de diez de los estudiantes detenidos en febrero de 2012 durante las protestas llevadas a cabo frente al IES Lluís Vives de Valencia, la sede de Delegación de Gobierno y Jefatura, dentro del movimiento conocido como 'Primavera Valenciana', pedirán la nulidad del juicio previsto contra ellos por desórdenes públicos y lesiones al estimar que las faltas que se les atribuyen ya han prescrito.

Así lo ha indicado una de las abogadas de la causa, María Cuéllar, después de que la titular del juzgado de Instrucción número 12 de Valencia haya suspendido este martes el juicio previsto contra estos 10 jóvenes al estimar una de las alegaciones de las defensas, la relativa a la citación de los policías que intervinieron en los incidentes.

A este respecto, según han explicado varios letrados, el juzgado no había notificado a diversos agentes que estaban citados este martes como denunciantes, que también debían acudir en calidad de denunciados, con lo que la jueza ha atendido la petición de los abogados y ha suspendido la vista hasta que se les cite correctamente.

Junto a esta solicitud, los letrados también han reclamado la nulidad del juicio al alegar que habían prescrito las faltas atribuidas a sus representados. Ahora tendrán que presentar esta petición por escrito y, de aceptarse, no llegaría a haber un nuevo señalamiento y se archivaría el caso.

Al respecto, Cuéllar ha explicado que las faltas prescriben a los seis meses, y en este caso en concreto ha indicado que desde que declaró uno de los agentes el 30 de abril de 2012, hasta que se dictó el auto de transformación a faltas, transcurrieron más de 10 meses, y en este lapso de tiempo tampoco hubo ninguna otra actividad ni impulso procesal, con lo que los letrados se acogerán a este argumento para pedir la suspensión.

En cualquier caso, los abogados han insistido en que no hay ninguna prueba de cargo contra ninguno de los acusados, pero el objetivo es evitar que tengan que sentarse en el banquillo de los acusados puesto que están "asustados" y "es un mal trago", ha puntualizado uno de ellos.

10

Detenidos en tres actuaciones

Los hechos se remontan al día 16 de febrero, cuando la Policía detuvo a 10 personas a lo largo del día en diferentes protestas por los recortes en Educación. En un primer momento, los agentes arrestaron a seis personas, una de ellas menor —a punto de cumplir los 18 años—, en la protesta frente al IES Lluís Vives —a la altura de las calles Bailén y Xàtiva de Valencia—, después de que los participantes cortaran la circulación del tráfico y un grupo de ellos rodeara a un turismo, dijo en su momento Jefatura de Policía.

A estos seis detenidos se les imputaban los delitos de resistencia y de desobediencia a la autoridad. Seguidamente, la manifestación se fue trasladando hacia la sede de Delegación de Gobierno en la Comunitat, ubicada en la calle Colón, para pedir la dimisión de la delegada, Paula Sánchez de León, por los arrestos practicados.

En el transcurso, los agentes detuvieron a dos jóvenes más en el interior de un centro comercial después de que —según la versión de la Policía— empujaran a empleados y arrojaran género al suelo. Frente a esta versión, una de las letradas ha explicado que estos jóvenes entraron a este centro para atajar y poder llegar a Delegación, pero que no tiraron nada ni empujaron a nadie.

Con posterioridad, pero el mismo día, los policías realizaron otras dos detenciones dentro del mismo grupo que protestaba por las detenciones frente al IES. Esta última vez se registraron frente a la sede de la Jefatura Superior de Policía. Entre los 10 detenidos en total se encontraba el presidente de la Federació Valenciana d'Estudiants, Albert Ordóñez Pérez, quien en todo momento ha desmentido las acusaciones vertidas contra él.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento