Efectivos contra incendios de la Junta de Castilla y León y del Magrama continúan a esta hora luchando para sofocar el fuego de nivel 2 que se originó en la noche de este domingo en la localidad leonesa de Benuza, según informaron fuentes de la Administración regional.

En las tareas de extinción de las llamas, que se iniciaron sobre las 21.43 horas de ayer de forma intencionada, continúan un técnico, cinco agentes medioambientales, dos helicópteros de de las bases de Cueto y Camposagrado, uno de coordinación, otros dos de Tabuyo, dos aviones anfibios de Matacán de 5.5000 litros, un helicóptero bombardero de 4.500 litros de la base asturiana de Ibias, una brigada de especialistas en labores de extinción, otras dos helitransportadas, tres bulldozer, tres autobombas y tres cuadrillas de tierra.

Los medios terrestres trabajan a media ladera en una zona de población que puede verse afectada por las llamas.

Además, permanece controlado otro fuego, también intencionado y de nivel 0, aunque inicialmente de nivel 1, declarado en Castrocalbón a las 14.30 horas.

En la zona, donde ya han ardido 7 hectáreas de superficie forestal y otras 39 de pastos, permanecen trabajando dos agentes medioambientales, un helicóptero de la base de Rabanal, dos aviones de carga en tierra de la base de Rosinos, una brigada helitransportada, dos autobombas y una cuadrilla de tierra.

Consulta aquí más noticias de León.