El Ayuntamiento de Almería tiene previsto iniciar este martes la demolición controlada de las naves industriales ubicadas en el acceso sur a la ciudad con el fin de reordenar la entrada de la Carretera de Málaga en el barrio de Pescadería, de manera que a partir de las 10,00 horas se prevé el corte y desvío de tráfico durante al menos dos días.

Así lo ha explicado el Consistorio en una nota en la que precisa que son tres los inmuebles afectados por estos trabajos, de manera que en dos de ellos ya se han realizado las primeras labores de desescombro y despeje del interior del edificio.

Las tres demoliciones se ejecutarán de manera coordinada, si bien sólo la correspondiente a la nave industrial que se encuentra en el extremo oeste de la capital —La Foca—, está promovida por el Ayuntamiento.

En este caso, la demolición afecta a una parte del edificio, de planta rectangular, de unos 14 metros de ancho por 177 metros de largo, y que se encuentra dividido en diferentes naves. La superficie de ocupación del edificio es de 2.971 metros cuadrados y el volumen total del edificio es de 18.996 metros cúbicos.

La superficie objeto de la demolición, en este caso, es de 651 metros cuadrados y el volumen alcanza los 2.151 metros cúbicos. A estos trabajos se suma el derribo de los otros dos inmuebles adquiridos por el Ayuntamiento, los números 74 y 78, en una actuación que se desarrollará en paralelo y que está promovida por sus anteriores propietarios. La superficie afectada por este derribo, en este caso, suman aproximadamente una superficie total de 741,69 metros cuadrados.

La adquisición de estos suelos es para "mejorar la salida de la capital, en dirección a poniente, en una actuación que vendrá a dignificar este espacio de la ciudad y acabar con la imagen de degradación que actualmente sufre", según ha explicado el concejal de Urbanismo, Pablo Venzal (PP).

"El objetivo final de esta actuación es dotar a la ciudad de espacios libres, mejorando el entorno a través de un proyecto singular. Para ello queremos contar con la participación del Colegio de Arquitectos y también la colaboración del Puerto de Almería y la Junta de Andalucía, dentro de una actuación que pretende hacer ciudad", ha añadido.

La superficie de suelo que el Ayuntamiento ha adquirido a través de diferentes acuerdos con los propietarios en esta zona suma, aproximadamente, 15.000 metros cuadrados, sobre los cuales el Consistorio prevé una zona verde y espacios libres.

Consulta aquí más noticias de Almería.