El portavoz del equipo de gobierno en la Diputación de Granada, José Torrente (PP), le ha pedido este lunes a la nueva presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que "no caiga en el error del sectarismo" con el que, a su juicio, su antecesor en el cargo, José Antonio Griñán "trató a Granada".

Más concretamente, Torrente se ha referido a "esa actitud de no querer recibir ni visitar al presidente de la Diputación, Sebastián Pérez, por parte de quien hasta hace una semana presidía la Junta". El portavoz se ha congratulado del "giro" que Susana Díaz defendió que daría a la política y ha considerado que tiene una "magnífica oportunidad" de demostrarlo "recibiendo, tan pronto como su agenda lo permita, al presidente de la Diputación de Granada, o, si es el caso, ofrecemos la institución provincial para que gire visita a la casa de los municipios de Granada, como es la Diputación".

Precisamente en su relación con los pueblos granadinos, el portavoz provincial ha instado a la presidenta autonómica a que deje de "ponerse de canto" en aquellos donde no gobierna el PSOE "y los trate, independientemente del color político que gobierne, con la necesidad y urgencia que piden en sus peticiones".

En este sentido, ha puesto como ejemplo los casos de Iznalloz y Deifontes, "donde raudos y veloces acudieron representantes y delegados de la Junta de Andalucía para interesarse por los daños que provocaba una tromba de agua", y Castilléjar, "donde todavía están esperando que esos mismos delegados acudan personalmente a interesarse por la situación de las tres personas que tuvieron que ser desalojadas de sus casas cueva, tras producirse importantes deslizamientos de tierra en la zona de cuevas del barrio de la Cruz".

Para Torrente, el pago de la deuda pendiente con la Diputación de Granada debería ser una "prioridad" para la recién estrenada presidenta de la Junta. "Son más de 35 millones de euros lo que nos adeuda la administración andaluza, correspondiente a todos los programas concertados con la Junta de Andalucía y demás obligaciones tributarias. De ellos, casi 25 millones están pendientes de la ayuda autonómica en materia de Dependencia", ha explicado José Torrente.

Así, el portavoz provincial ha considerado que si hay que hacer un cambio "radical" ésta es la oportunidad "de demostrar su sensibilidad y de que cumpla con los pagos pendientes que ayuden a las familias que trabajan en el servicio de ayuda a domicilio a resolver sus problemas con los impagos". "Y más ahora con una consejera granadina en la materia, como es María José Sánchez, que conoce perfectamente el tema y los requerimientos de los ayuntamientos", ha sostenido el 'popular'.

Deuda tributaria

La deuda tributaria de la Junta de Andalucía es otra de las cuestiones que el gobierno de la Diputación de Granada "no comprende ni comparte". "Susana Díaz no puede exigir a los ciudadanos que cumplan con sus deberes tributarios, cuando la Junta de Andalucía es la primera morosa de esta comunidad", ha señalado Torrente, quien ha informado de la deuda asciende a día de hoy a 6.116.038,78 euros, que incluye los intereses de demora y los pagos fuera de plazo, que corresponde a aquellos inmuebles por los que la Junta, como sujeto pasivo, debe abonar el Impuesto de Bienes Inmuebles.

"También, la administración autonómica se ha convertido en la principal morosa de aquellos municipios con embalses o pantanos en sus términos municipales, por impagos en el Impuesto de Bienes Inmuebles de Carácter Especial (BICES), con una deuda de 1.142.319,18 euros", ha apuntado José Torrente.

Desde el punto de vista turístico, el gobierno provincial reivindica la colaboración de la Junta de Andalucía en la Escuela de Turismo Rural (Enturna) que la Diputación ha puesto en marcha con sede en Guadix. "Hasta ahora, la Junta solo nos ha traído palabras de buena intención, pero nosotros, los profesionales, necesitan también algunos hechos", ha incidido.

La concertación de plazas de la Junta de Andalucía en las residencias de la Diputación sería uno de los asuntos a tratar con "extrema urgencia", ya que las plazas "corren serio peligro" si la administración andaluza "se baja del carro". "Hablamos de 200 plazas concertadas que perderemos los granadinos si la Junta retira su apoyo económico, lo cual va a suponer un serio contratiempo para los trabajadores y los residentes. Nos sentimos impotentes y con temor de que se pierda el 25 por ciento de las plazas de nuestras residencias, que están concertadas con la Junta y ahora mismo, vacantes", ha alertado Torrente.

El portavoz del equipo de gobierno provincial ha apuntado también la "obligación" de la institución de pedirle "un mayor compromiso con las carreteras de la provincia de Granada y el mantenimiento de la red secundaria". "Un mayor compromiso con los planes de Obras y Servicios, cuya aportación bajó a cero desde el año 2010, y por cero sigue", ha censurado José Torrente.

Por último, la Diputación de Granada entiende que las ocho provincias de Andalucía "tienen muchos retos pendientes, pero no es menos cierto que la voluntad de Susana Díaz debe estar en remangarse cuanto antes y empezar a hablar de hechos, más que de palabras". "Hemos dejado un menú de peticiones que sería lógico cumplir. Son peticiones que afectan directamente a los intereses de los municipios de Granada y de todos los granadinos. De su buena voluntad esperamos todo, pero sobre todo, esperamos también mucho de sus buenas obras, que al fin y al cabo, es lo que cuenta", ha concluido Torrente.

Consulta aquí más noticias de Granada.