Jorge Fernández Díaz
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (d), y la presidenta de la Comisión de Igualdad, Carmen Quintanilla (i), a su llegada a la reunión de la Comisión de Igualdad y no Discriminación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. NARANJO / EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado que el perfil de víctima de trata es el de una mujer de unos 20 años de nacionalidad rumana y con residencia legal en España, y ha avanzado que en el primer semestre de este año se han identificado a más de siete mil personas en situación de riesgo.

Los últimos datos de lucha contra esta forma de criminalidad, correspondientes a los seis primeros meses de 2013, reflejan que se ha detenido a 446 personas Fernández Díaz ha intervenido ante la Comisión de Igualdad y no Discriminación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que se ha celebrado en el Congreso de los Diputados, para detallar el Plan integral de lucha contra la Trata, donde ha reclamado la armonización de las legislaciones  para ser más eficaces en esta lucha.

El ministro ha ofrecido los últimos datos de lucha contra esta forma de criminalidad, correspondientes a los seis primeros meses de 2013, periodo en el que se ha detenido a 446 personas —156 por trata de personas y 290 por explotación—, la mayoría hombres; el 37% de nacionalidad rumana; española, el 24%, y de Nigeria, el 19%.

Respecto a las víctimas, se han identificado 619, de ellas 117 por trata de personas y 502 por explotación sexual. Por nacionalidades, las víctimas de trata son mayoritariamente rumanas —el 47%— seguidas de paraguayas —el 22 %— y de nigerianas, el 10%.

Entre las de explotación sexual, una de cada cuatro procede de Rumanía, el 17% de China y el 11% de Brasil, ha detallado el ministro, quien ha aclarado que estas mujeres suelen estar en España en situación irregular.

En estas operaciones se han desactivado 31 grupos criminales y se han llevado a cabo 1.237 inspecciones preventivas en lugares donde se ejerce la prostitución. De las 7.114 personas identificadas en situación de riesgo, cinco eran menores de edad.

Fernández Díaz ha asegurado a los parlamentarios europeos que se han reducido el número de detenidos respecto al año anterior y lo ha atribuido a "la creciente dificultad que encuentran las redes mafiosas", y no a una menor eficacia policial.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa también ha analizado este lunes la violencia de género, que tiene un coste estimado de una media del 2% del Producto Interior Bruto, según un cálculo aproximado realizado en 2008 entre los 47 países que lo integran.

Combatir "el silencio"

La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, ha destacado la "imperiosa necesidad" de atender a las víctimas más vulnerables, como las mujeres mayores, las del ámbito rural y las que sufren algún tipo de discapacidad.

Fernández ha destacado que la lucha contra la violencia de género, que se inició hace 20 años, se centra en estos momentos en combatir "el silencio", utilizando herramientas como las nuevas tecnologías para romperlo.

La presidenta de la Comisión Parlamentaria en este ámbito, Carmen Quintanilla, ha opinado que "Europa está a medio camino de conseguir la igualdad de oportunidades". Así ha explicado que la media europea de igualdad respecto a la toma de decisiones se sitúa en el escalón 38, respecto a 100, según un estudio europeo.

Además, ha anunciado que España ratificará en las próximas semanas el convenio de Estambul sobre violencia contra la mujer. También ha intervenido en este foro, la directora del Instituto de la Mujer, Carmen Plaza, quien ha planteado que "carecer de recursos económicos es uno de los factores que más influyen en las desigualdades entre hombres y mujeres".