El 73 por ciento de los trabajadores de Euskadi se desplazaría a otra ciudad para conseguir empleo, cuatro puntos menos que la media estatal, según los datos de un informe realizado por Randstad.

El estudio sitúa a esta comunidad como la tercera con perspectivas de trabajo más favorables, por detrás de Madrid y Cataluña, al alcanzar un porcentaje del 22,7 por ciento.

Según destacan sus responsables, esta percepción de los encuestados está en consonancia con el Informe de Movilidad Nacional y Regional realizado el pasado mes junio y que coloca a Euskadi como la tercera comunidad autónoma con un mayor saldo de movilidad, al superar las personas que entran contratadas a la que salen en 2.782.

En el conjunto del Estado, el porcentaje de profesionales dispuestos a trasladarse a otra ciudad para poder trabajar es este año superior en ocho puntos porcentuales al de 2012 (69%).

Randstad señala que, además del acicate del incremento de las cifras del paro, se aprecia un cambio progresivo de actitud hacia la movilidad laboral por parte de los españoles, y recuerda que el nivel de estudios supone una importante variable que determina si un trabajador acepta o no un traslado.

Concretamente, ocho de cada diez profesionales con estudios universitarios se muestran dispuestos a cambiar su lugar de residencia para trabajar, por delante de los que cuentan con un estudios de Bachillerato o Formación Profesional (76%), seguidos muy de cerca por los que disponen del título de educación obligatoria.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.