Contaminación
Vista aérea de la ciudad de Barcelona cubierta por una capa de contaminación. EP

La Semana Europea de la Movilidad (SEM) ha dado comienzo este lunes con la implicación de organizaciones sociales, instituciones y empresas.

Un total de 368 ciudades españolas —de 1.561 europeas— participan hasta el próximo día 22 en la campaña Muévete por un Aire más Limpio con el fin de promover los beneficios del uso de modos de transporte más sostenibles y alertar sobre el impacto negativo del transporte privado en la calidad del aire.

En este sentido, la organización Ecologistas en Acción ha denunciado que las administraciones españolas no dan la suficiente importancia al "grave" problema de la movilidad sostenible y opinan que siguen instaladas en la política de facilitar el tránsito de vehículos en vez de limitarlo.

El tráfico es el principal causante de la mala calidad del aire por lo que es necesario, dice la ONG, imponer restricciones al uso del coche para garantizar el derecho a respirar un aire limpio, racionalizar las ciudades, disminuir las necesidades de movilidad motorizada, potenciar los medios de transporte menos contaminantes como el transporte público o la bicicleta.

La Comisión Europea, que también señala al tráfico como "fuente de la creciente contaminación del aire", asegura, por su parte, que "las ciudades están llamadas a desempeñar un papel primordial en la mejora de las opciones de transporte".

El 22 de septiembre se celebrará, además, el evento '¡La ciudad, sin mi coche!'El Ejecutivo comunitario indicó que las "autoridades locales tienen la responsabilidad de desarrollar las estrategias de movilidad, proteger el medioambiente, mejorar la calidad del aire y convertir las ciudades en un sitio mejor para vivir".

Ecologistas en Acción, que ha puesto en marcha su campaña Muévete por un aire limpio. Tráfico o aire limpio, esa es la cuestión, recuerda que la mala calidad del aire en las ciudades y municipios es una seria amenaza para la salud y el bienestar de la población, además de un severo problema medioambiental.

Los periodos más críticos de contaminación se producen, explican, tanto en invierno, por la persistencia de los anticiclones que mantienen estable la atmósfera dificultando la dispersión de los contaminantes, como en verano, debido a la fuerte presencia de ozono troposférico.

La Semana Europea de la Movilidad (SEM) surgió en 1999 y a partir del año 2000 contó con el apoyo político y financiero de la Comisión Europea. El 22 de septiembre se celebrará, además, el evento '¡La ciudad, sin mi coche!'.