La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha condenado el último caso confirmado de violencia de género ocurrido en Valencia, que eleva a 33 el número de fallecidas a manos de sus parejas o exparejas en 2013 y a 31 la cifra de menores que han quedado huérfanos.

La víctima es una mujer española de 48 años que fue apuñalada presuntamente por su compañero sentimental en el domicilio que compartían en Valencia. La mujer tenía tres hijas de una relación anterior, una de ellas menor de edad que estaba presente en el domicilio cuando se produjeron los hechos. El agresor, detenido por la policía, intentó suicidarse y ahora permanece ingresado.

En seis de los 33 casos —incluido el de Valencia—, no constaba denuncia previa por malos tratos. Por ello, Mato ha insistido en la importancia de informar a los servicios especializados en cuanto se detecten síntomas de malos tratos, de denunciar así como de llamar al 016 y emplear la asistencia jurídica, servicios que son gratuitos.

La ministra ha manifestado su repulsa por este nuevo caso de violencia de género y pide a la ciudadanía que "no sea indiferente" ante los malos tratos pues, según ha recordado, el 70 por ciento de las mujeres que los padecen consiguen salir de la violencia.

Consulta aquí más noticias de Valencia.