El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero y la consejera regional de Vivienda, Inés Rojas, acompañados de las autoridades locales de Valverde y del Cabildo de El Hierro, entregaron este lunes las 26 viviendas que el Gobierno ha construido en la calle Constitución.

La consejera aseguró que Canarias es la "única" Comunidad Autónoma que construye viviendas para entregar en alquiler a las familias "con más dificultades" y cuando sus ingresos son muy escasos, agregó, "también las subvenciona".

Rojas felicitó a las familias adjudicatarias y les pidió que "cuiden" sus nuevas viviendas y "paguen" el alquiler porque así el Gobierno podrá seguir ofertando nuevas viviendas para otras familias necesitadas.

Por su parte, el presidente del Ejecutivo, Paulino Rivero, afirmó que el Gobierno "seguirá trabajando" para cubrir las necesidades de vivienda de las familias que, cumpliendo los requisitos, se han quedado fuera de la adjudicación.

Asimismo, recordó que en la actualidad hay cerca de 16.500 familias canarias reciben una subvención del Gobierno de Canarias para el pago del alquiler de la vivienda social en la que residen cuando sus ingresos son muy bajos, y la Ley de Vivienda de Canarias establece que ninguna familia pagará más del 12 por ciento de sus ingresos.

"La prioridad del Gobierno de Canarias es garantizar la cohesión social, y las medidas están destinadas a que las familias con más dificultades tengan las necesidades básicas cubiertas. Lo más importante para las personas es la salud y la vivienda, por eso, el Gobierno prioriza los servicios públicos esenciales", comentó.

El Gobierno de Canarias ha invertido 2.467.579,11 euros en la construcción de la promoción de 26 viviendas protegidas en el municipio, que han sido entregadas a las familias elegidas tras el proceso de adjudicación que regula el decreto 138/2007.

Se trata de familias con ingresos inferiores a 1,5 veces el IPREM (11.182.71 euros) y que hasta la fecha residían pagando alquileres elevados para sus rentas, en convivencias conflictivas, en situación precaria, o en alojamientos que no reunían las adecuadas condiciones de habitabilidad.

El 72 por ciento de las adjudicatarias de la promoción (18) son mujeres, la mayoría solas con cargas familiares y edades entre 31 y 50 años de media. De las 25 familias que acceden a las nuevas viviendas, 3 familias residen en el municipio desde hace más de 30 años, 11 entre 20 y 30 años, 9 entre 10 y 20 años y otras 2 familias entre 6 y 10 años. Además, seis de las familias adjudicatarias tienen algún miembro de la unidad familiar con minusvalías superiores al 65 por ciento.

En cuanto a los ingresos familiares, 3 familias tienen una renta anual de entre 10.000 y 11.000 euros, otras 3 tienen una renta anual de entre 8.000 y 10.000 euros; 3 entre 5.000 y 8.000 euros; 2 entre 3.000 y 5.000 euros; 7 entre 1.500 y 3.000 euros y 8 cuentan con unos ingresos mensuales inferiores a los 1.500 euros.

Sorteo mixto

Se trata de la primera promoción que se adjudica en Canarias por el decreto 138/2007 que contempla la realización de un sorteo mixto en el que se establecen diferentes cupos según las circunstancias de las familias.

En este caso concreto se estableció una vivienda para personas con comunicación o movilidad reducida que no precisen sillas de ruedas, quedando exceptuado el cupo de movilidad o comunicación reducida con necesidad de silla de ruedas, cuya adjudicación fue directa, pues sólo concurrió al mismo un demandante.

Otra de las viviendas de la promoción se destinó a piso tutelado, como también contempla la normativa. Una vivienda se reservó personas mayores de 65 años, dos viviendas para jóvenes menores de 35 años, y otras dos viviendas para familias de composición reducida. Finalmente, en el cupo general fueron sorteadas un total de 18 viviendas.