Irene Simón Donaire, la enfermera jiennense y residente en Málaga agredida por un desconocido hace dos semanas en el aeropuerto de la ciudad china de Guangzhou, ha aterrizado este lunes en Málaga para ser ingresada de inmediato en el hospital Carlos Haya de la capital malagueña.

La enfermera ha tenido que someterse a un injerto en su mano derechaA pie de pista le esperaba una ambulancia, que la trasladó al centro donde está previsto que permanezca ingresada durante unos días y donde le realizarán una serie de pruebas para evaluar su estado de salud.

Su madre, Dolores Donaire, ha explicado que su hija realizó "bien" el viaje, acompañada de su marido y en clase Business, para poder ir tumbada, ya que la férula le impide desplazarse de otra manera. Una vez que su situación se haya "estabilizado", Irene tendrá que volver a viajar a China para que la "evalúen" en el hospital en el que ha estado ingresada hasta su traslado a España.

La enfermera, de 33 años, ha tenido que someterse incluso a un injerto en su mano derecha como consecuencia de las heridas sufridas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.