El rector de la Universitat Jaume I de Castellón (UJI), Vicent Climent, ha asegurado que la nueva política de tasas ha ocasionado "desigualdades territoriales inadmisibles por absurdas e injustas" y ha avanzado que las cinco universidades públicas valencianas reclamarán a la Generalitat para este curso la congelación de tasas.

Climent ha realizado estas manifestaciones durante el acto de apertura del curso de la universidad castellonense, que ha comenzado —al igual que ya ocurrió el pasado jueves en la Universitat de València— con la lectura de un manifiesto de la Plataforma en Defensa de la Universidad Pública por parte de una estudiante.

En este comunicado, se ha defendido, entre otras cosas, la autonomía universitaria, se han rechazado los recortes en becas y la subida de las tasas universitarias y se ha pedido una financiación justa y estable para el sistema universitario. Además, un grupo de personas pertenecientes a dicha Plataforma se ha manifestado a las puertas del Paraninfo.

Por su parte, Climent ha criticado en su discurso los recortes "injustificados" en materia de formación e investigación, y ha solicitado a la Generalitat valenciana que la subvención ordinaria para 2014 vuelva a sus niveles anteriores.

El máximo responsable de la UJI ha asegurado que las administraciones "no pueden escatimar esfuerzos y recursos en lo que son bienes esenciales públicos y, fundamentalmente, en educación y formación de las futuras generaciones", por lo que —ha dicho— "no podemos aceptar este descenso continuo en la inversión pública en educación porque los recortes que estamos sufriendo como sistema universitario, tanto a nivel del Estado como de nuestra Comunitat, no nos permiten mantener los niveles de excelencia en docencia e investigación que nos exigen la sociedad en los momentos actuales".

Igualmente, ha señalado que a las dificultades económicas "se añaden obstáculos adicionales generados, de manera innecesaria, por las nuevas normativas que, sin ningún consenso con las universidades, ha ido aprobado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte", y ha recordado que la CRUE y las cinco universidades públicas valencianas se han manifestado en contra de la política "errónea" de incremento de tasas universitarias "puesta en marcha por el Gobierno central y secundada por la Generalitat valenciana".

Por otra parte, ha mostrado su oposición a la política de becas impulsada por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, "conscientes de que las nuevas exigencias producirán un efecto excluyente y disuasorio en el alumnado, tanto en el acceso a los estudios universitarios como en su continuación".

EL 47%

Deja de percibir parte de su ayuda

"La aplicación de los nuevos criterios supone que un 47 por ciento del estudiantado becado de nuestra universidad dejará de recibir parte de esa ayuda, en concreto, 1.369 alumnos pueden verse perjudicados", ha añadido.

También se ha referido al ámbito de la investigación, donde —ha señalado— la situación de las universidades públicas es también "muy preocupante", ya que "estamos sufriendo una continua y drástica disminución de los recursos que el Estado español dedica a la I+D, a lo que hay que añadir el retraso sistemático de muchas de las convocatorias ministeriales".

"más exigente" con las privadas

Por otra lado, Climent ha manifestado su deseo de que la Generalitat fuera "más exigente" con la creación de nuevas universidades privadas en la Comunitat valenciana "que puedan incidir y romper la sostenibilidad del nuevo mapa de titulaciones".

El rector de la UJI ha destacado el esfuerzo económico y de gestión que la esta universidad sigue realizando y que, "dentro de nuestras limitadísimas posibilidades, nos ha permitido iniciar una política propia de becas y una decidida apuesta por fomentar la investigación", y ha recordado que este año se han incrementado las becas propias y se han dado 478 ayudas para la matrícula y 414 becas de comedor, "lo que ha representado una inversión de más de 300.000 euros", cantidad que la UJI espera mantener e, incluso, incrementar este curso.

Por otro lado, Climent ha explicado que la UJI también sigue poniendo en marcha el Plan Propio de Promoción de la Investigación, "al que dedica anualmente alrededor de 4 millones de euros de recursos propios".

Ha apuntado que 2013 "ha sido un año de enormes dificultades económicas con un recorte de la subvención de la Genearlitat de 110 millones de euros para todo el sistema universitario público valenciano y de más de 9 millones de euros para la UJI "que no ha sido compensado por los supuestos ingresos derivados del desproporcionado aumento de las tasas como preveía el Gobierno valenciano". En este sentido, se ha referido a los planes que ha desarrollado la UJI para planificar su futuro presupuesto "sin las costosas cargas económicas de ejercicios anteriores".

Sin embargo, el rector considera que "todavía pesan sobre el presente y el futuro inmediato muchas incertezas en cuanto a la subvención de la Generalitat a la UJI" y, en este sentido, ha recordado que el Gobierno valenciano tiene una deuda histórica con las universidades públicas valencianas, "por la que la UJI debería de recibir este año 7 millones de euros y en 2014 13 millones de euros".

"Cualquier impago de las anualidades correspondientes a dicha deuda pondría a la UJI en una situación de colapso por lo que se refiere a infraestructuras necesarias, entre ellas la Facultad de Ciencias de la Salud, en la que ha habido que alterar su proyecto por dificultades económicas e iniciar sólo uno de los cinco módulos que conforman toda la facultad y que será insuficiente para atender las necesidades de docencia y de investigación", ha advertido.

En este punto ha solicitado a la Generalitat que la subvención ordinaria para el año 2014 "vuelva a sus niveles anteriores y tienda a un ajuste con el Plan Plurianual de Financiación 2010-2017".

Escuela superior de doctorado

Finalmente, Climent ha anunciado la puesta en marcha de la nueva Escuela Superior de Doctorado, que solicitará a la Generalitat Valenciana el próximo mes con fin de que contribuya con los jóvenes investigadores para "combatir la actual situación de emigración científica".

Por su parte, el director general de Universidad, Estudios Superiores y Ciencia, José Miguel Saval, ha destacado el esfuerzo económico del Consell por apoyar a los estudiantes con menos recursos económicos, y ha anunciado que la Generalitat Valenciana destinará este curso 16,5 millones de euros a becas universitarias, lo que ha supone multiplicar por ocho esta partida con respecto al curso 2011-2012.

Consulta aquí más noticias de Castellón.